sábado, 3 de febrero de 2018

VICTOR OJEDA: “ENTRENADOR ESTABLECE TU FILOSOFIA Y PRIORIDADES”

"Muchos entrenadores ponen demasiada atención a sus sueños y muy poca en su  equipo”- Luis  Lorenzo
Ciertamente, muchos de los entrenadores que participan en el desarrollo del  baloncesto no entienden lo que es una filosofía.  Todos desean ser exitoso en  su labor como entrenador, pero hay un desconocimiento de cómo  hacerlo.  Para ser efectivo como entrenador de baloncesto, lo primero que se necesita  es establecer tu propia filosofía y tus prioridades.  Por consecuencia, el entrenador que no tenga su propia visión y ni metas que tracen su ruta, no sabe hacia dónde se dirige, ni dirige los suyos.  En fin, nunca tendrá éxito.
Esto puede sonar algo irreal, pero nunca se sabe.  Es un paso importante   que te permite aplicar una técnica efectiva en tu carrera como entrenador.
La forma más efectiva para lograr los resultados que tú deseas es enfatizando las “cosas correctamente”.  Se trata de todo lo que tú enfatizas. Los jugadores de inmediato lo reconocerán.  
Si tú constantemente enfatizas y hablas sobre los rebotes, pases, defensa y de cómo jugar de la forma correcta, tus jugadores recogerán toda esa información y comenzarán a creer en ti.  Este concepto es muy sencillo, extremadamente importante y poderoso.
Por ejemplo: Al comienzo de la primera reunión del equipo, tú podrías decirle al equipo que ya decidiste cuáles serán los dos primeros jugadores que van a comenzar el partido.  El  primer iniciador será la mejor defensa  del equipo, y el segundo iniciador será el mejor rebotero del equipo.  Esto le llamará su atención.
Todo se trata de lo que tú resaltas.  Continuamente debes hablarle acerca de los rebotes, notarás que los jugadores comenzarán a hablar del tema.  Entonces el mensaje se convertirá en una acción a seguir: “No olvides bloquear y coger el rebote”, “Entrenador, ¿cuántos rebotes cogí hoy en el juego?”. 
Muchos de los entrenadores cometen el error de ofuscarse en las cosas incorrectas o establecer muchas metas al mismo tiempo.  Éstos finalizan obteniendo pobres resultados.  Sabemos que todos los objetivos son importantes,  pero tú como entrenador no puedes abarcarlos todos a la vez.  Es más efectivo si escoges algunos puntos y te enfocas en lograrlos.  Los entrenadores que han tenido éxito aceptan que esta técnica funciona porque ellos aprendieron bajo ese concepto.  
¿Qué debes enfatizar?
Comienza haciéndote las siguientes preguntas:
1. ¿Cuáles son tus metas como entrenador?
2. ¿Cuáles son las técnicas a enseñar más importantes para ti? 
3. ¿Qué deseas realmente que tus jugadores adquieran de esas experiencias? 
4. ¿Qué cosas tu equipo necesita para ser exitoso? 
5. ¿Cómo tú defines un equipo o temporada exitosa?

Escribe todas las respuestas que vienen a tu mente.  Es importante tener todo ese material por escrito, porque podrás utilizar todo lo mencionado e impartirlo a los jugadores.
Luego cuestiónate ¿cuál es tu filosofía como entrenador?  Con la respuesta describirás cuáles son tus prioridades en tu profesión. 
Como entrenador, tienes una responsabilidad muy importante.
Tienes un grupo de jugadores que te están observando.  Cierto o no, ellos te escuchan.  En adición, tienes una gran oportunidad de impactar en su vida. Piensa sobre esto.  Estás en una posición muy poderosa.  Muchos maestros  desearían tener el poder que tú tienes, porque muchos de los estudiantes no desean ir a clases.  Ellos mientras, están a la espera de que ir a las prácticas y a los juegos.  Estos jugadores vienen a estar contigo porque desean jugar baloncesto.  Ellos disfrutan el deporte porque siente pasión y te respetan como entrenador y más aún cómo individuo.  
Los jugadores esperan de ti:
      
1. Divertirse 
2. Aprender nuevas y mejores destrezas
3. Ganar, sí, desean la victoria
4. Esperan socializar y desarrollar una amistad

Tus acciones y palabras impresionan a los jugadores.
Como entrenador tienes una oportunidad increíble para enseñarles a ellos sobre la vida y el baloncesto.  Esto va atado al énfasis en las metas que promueves en tu equipo, pero no sólo en las destrezas de juego, esto abarca la perspectiva de la vida.  Probablemente no lo hayas realizado, pero las cosas que tú dices, en un segundo se pegan y pueden impactar la vida del  jugador, tanto positiva como negativamente.
Finalmente, piensa en los entrenadores que tú tuviste.  Te acordarás de cada uno de ellos.  Recordarás las cosas pequeñas de tu vida como baloncestista.  Pensarás en el entrenador que te protegía y te gritaba.  Aquel que confiaba o no en ti y las palabras que te decía, aunque estuviera equivocado o no. 
Esa es la importancia y el valor de un entrenador.  Lástima que muchos reconozcan que el ganar es lo ideal, pues existen muchas formas de vencer.
Y, no olvides que ganando también se pierde.  
Tomado Hoy de: www.fibaamericas.com, 10 de mayo 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario