jueves, 26 de octubre de 2017

TRAS LESION DE HAYWARD, CELTICS RECIBEN AYUDA LOS JAYS

BOSTON - Antes que Gordon Hayward sufriera la espantosa lesión de tobillo que podría costarle el resto de la campaña 2017-18, Jaylen Brown y Jayson Tatum eran percibidos como potenciales comodines para los Boston Celtics en esta temporada que recién comienza. Cuando se perdió a Hayward en la noche inaugural, nada menos, el reflector brilló un poco más el par de noveles figuras de Boston, ambos seleccionados en terceros puestos del draft.

Brown, quien celebró su vigésimo primer cumpleaños el pasado martes, y Tatum, novato con apenas 19 años de edad, no parecen verse presionados por la noción que la capacidad competitiva de Boston, especialmente en un futuro inmediato sin Hayward, podría en última instancia, depender de ellos. El dueto ha mantenido que ya han lidiado con expectativas sumamente altas para con ellos, por ende, sería poco probable que cualquier otro tipo de presión les afecte.
En los inicios de la temporada de Boston, la combinación de Brown y Tatum podría ser la mayor razón para mantener el optimismo a pesar de la traumática pérdida del All-Star Hayward. El dúo volvió a brillar este martes, con Brown anotando 23 puntos, cifra máxima del equipo, y Tatum añadiendo 22 tantos, aportando a la paliza que los Celtics propinaron a los New York Knicks 110-89 en el TD Garden.
Brown y Tatum se convirtió en el primer dueto de los Celtics con 21 años de edad o menos en anotar al menos 20 puntos en el mismo encuentro, de acuerdo al Elias Sports Bureau. Esa es la clase de actuación que hace ver el futuro inmediato en Boston como sumamente promisor. No obstante, el coach Brad Stevens no quire que sus jugadores esperen su momento de protagonismo. "Son jóvenes, pero, para nosotros, con la situación en la cual nos encontramos, ya son hombres", dice Stevens. "Necesitamos que se comporten como hombres".
Lo implícito en las declaraciones anteriores: Si Boston desea mantener sus altos objetivos para la presente temporada, pues los Celtics no pueden conformarse con permitir que Tatum y Brown se desarrollen, con una visión de lo que este equipo podría ser en una campaña o dos. Requieren que Tatum y Brown ayuden al equipo aquí y ahora mismo.

Mientras Kyrie Irving trata de asentarse en Boston, está muy complacido con lo que ha visto de algunos de sus compañeros de reparto más jóvenes.
"Es difícil ponerle techo al talento que ellos tienen", dice Irving. "Realmente no tenía muchas expectativas, sólo quería que salieran y se demostraran a sí mismos que pueden salir y hacer un impacto positivo en este equipo, además de ganar experiencia más allá de lo que su edad implica".
"Obviamente, con (Hayward) fuera, las expectativas para con nuestro equipo colectivamente hablando eran sumamente altas, pero creo que, individualmente (Tatum y Brown) ya estaban lidiando con sus propias expectativas, por lo cual puedo apreciar lo que están haciendo. Ellos serán sus peores críticos, pero ahora soy su mayor aficionado aquí".
Tatum marcó el ritmo el martes con una cesta que hizo retumbar el aro tras alzarse sobre Tim Hardaway Jr. y Kristaps Porzingis al principio del primer periodo. Brown agregó una cesta en reversa en el transcurso de dicho cuarto, lo cual fue una suerte de preludio a lo que la noche albergaba.

Brown, con sus cualidades sumamente atléticas, y Tatum, con sus largos brazos, se convirtieron en amenazas a ambos lados de la cancha durante el cotejo del martes. Brown pudo imponerse con ayuda y bloqueó a Enes Kanter, de 6'11" (2.11 metros), durante el principio del primer cuarto y luego se impuso a Courtney Lee antes de su movimiento en reversa al estilo Jordan. Brown saltó tan alto al clavar que parecía que su cabeza plana podría pegar al aro, terminando la jugada con un fuerte grito hacia la banca de Boston luego que la fuerza de la gravedad impusiera su vuelta al piso.
Tatum usó la longitud de sus extremidades para bloquear un intento de Lee al principio del segundo periodo (tras haber casi tropezado con un paso atrás), luego corrió por la cancha y culminó con una bandeja un alley-oop de Terry Rozier.
Esta fue parte de la carrera en la cual Tatum anotaron 10 puntos al hilo. La secuencia incluyó par de triples y un jumper por encima de Lee cerca del poste.
"Están aquí y ya imponen su marca", expresó su compañero Al Horford. "Estoy muy orgulloso de ellos. Mucha gente sólo mira el aspecto ofensivo, pero a la defensiva, su actividad comenzó al estar en las posiciones correctas en toda ocasión, fajándose en la defensiva. Tatum hizo eso una y otra vez, e igual lo hizo Jaylen. Por lo cual fue bueno verles tener éxito a la ofensiva. No obstante, me concentro en verles defensivamente hablando y han estado haciendo una gran labor".
Brown y Tatum se hicieron amigos rápidamente cuando Boston abrió sus prácticas de liga de verano a finales de junio. Cuando los partidos del torneo veraniego comenzaron en Utah a principios de julio, ya tenían apretones de manos secretos y un apodo del gusto de todos: 7-Eleven, en referencia a sus números de camisetas en la liga de verano.
Luego, Boston firmó a Hayward y tuvo que remodelar de manera profunda su roster a fin de hacer espacio para su oneroso contrato. Con Avery Bradleydespachado a Detroit, el número 0 que Tatums deseaba en secreto ya estaba disponible, y tomó la difícil decisión de cambiar de número.
Desde entonces, "los Jays" no han podido conseguir un apodo adecuado. Jaywatch. Trouble 07. Threes Company (Tres son multitud). Nada ha pegado de la misma
forma que lo hizo el 7-Eleven y los propios Tatum y Brown han lamentado la dificultad de conseguir un sobrenombre pegajoso para ambos.
Afortunadamente, la búsqueda de un apodo es quizás el mayor problema que este par ha tenido durante el principio de campaña. El dueto ha sido titular en los cuatro partidos de Boston, haciéndose de un espacio fijo dentro de la filosofía de Stevens, quien es adepto a cambiar quintetos titulares fácilmente.
Ahora, el reto es mejorar a medida que aumentan las expectativas con respecto a su nivel de juego.
"La diferencia entre la grandeza y (ser jugador promedio) es mostrar consistencia en esta liga, por lo ayudaré a que ellos la consigan", dice Irving. "Ellos solo deben seguir siendo ellos mismos y mejorar a diario".
La gran noche de Tatum se produjo en la misma fecha en la cual el agente del novato de los Philadelphia 76ers Markelle Fultz detalló como su cliente, primer seleccionado del draft 2017, ha estado lidiando con problemas en sus hombros y fue inyectado con cortisona a principios de octubre, con la intención de aliviar su dolor. Los Celtics negociaron el primer puesto de selección a Filadelfia antes del draft de junio a cambio del tercer puesto de selección y un futuro primer puesto, lo cual podría darle una alta selección de lotería proveniente de Los Ángeles Lakers (con los números del 2 al 5 en 2018) o los Sacramento Kings(puesto protegido top-1 en 2019).
Tatum también cuenta con el sello de aprobación de Paul Pierce. El propio Pierce consintió la comparación entre ambos. Pierce, tras pasar un tiempo con Tatum este verano, dijo antes de comenzar la presente campaña: "(Tatum) tiene un juego muy maduro. Creo que será un colaborador muy importante en este equipo durante el presente año".
Pero, ni el propio Pierce pudo haberse imaginado la forma en la cual Boston ahora depende de Tatum y Brown.
Tras el encuentro del martes, se le preguntó a Brown si iba a disfrutar de su primera bebida adquirida de forma legal como adulto. Entre risas, respondió: "Sin comentarios". Parece que Brown no está dispuesto a brindar aún por un éxito temprano.
"Cada día, me repito que (debo permanecer con los pies en la tierra)", dice Brown. "Pude compartir este verano con Thierry Henry, famoso futbolista, y esa fue una de las cosas que me dijo. Me indicó: 'Trata cada día como si todos estuviesen al mismo nivel'. Cada día debo salir y demostrar por qué soy quién soy o separarme del resto y ser el mejor que pueda ser a diario. No hay días libres para mí".
Tatum no revelará lo que obsequió a Brown en su cumpleaños. No obstante, tuvo palabras de elogio para el joven de 21 años por la forma en la cual le ha ayudado a
principios de su campaña de novato. Y considera que hay días aún más brillantes por venir para la pareja.

Tatum afirmó: "Vamos a seguir mejorando y estaremos más cómodos el uno con el otro con el pasar del tiempo".
Chris Forsberg | ESPN.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario