sábado, 13 de junio de 2015

RUMBO AL JUEGO 5: GOLDEN STATE Y CLEVELAND EMPATADOS

No solo en los pasillos comenzó a rondar la hipótesis de que la presión de las Finales era demasiado para los Warriors, quienes no pudieron frenar a los Cavaliers en los juegos 2 y 3 del playoff final.
Pero tan rápido como surgió la hipótesis, tan rápido se desvaneció después que Golden State le propinara una paliza de 103-82 a los Cavs de LeBron en su feudo del Quicken Loans Arena, logrando así devolver en igualdad de condiciones 2-2, la serie a Oakland.
Nuestros expertos dan su versión del partido desde distintos lugares en esta mesa redonda virtual.

1. ¿Qué lección dejó el Juego 4 de la Final?

Bruno Altieri, en Buenos Aires: Steve Kerr es un entrenador de nivel y lo demostró ajustando para que su equipo recupere su identidad. La alineación chica le permitió a los Warriors desnivelar con su juego de ritmo intenso y la diferencia quedó manifiesta, sobre todo al cierre del encuentro.
Martín Bater, en Miami: Que la historia de esta serie todavía no está escrita. Todos estaban esperando coronar a LeBron, pero Iguodala y los Warriors tenían otras ideas. Esto era más o menos lo que esperábamos tras el 1-1 en California. O sea, otro reparto de gentilezas para generar un tercer acto en el que una serie al mejor de siete se convierte en una especie de muerte súbita al mejor de tres.
Gonzalo Aguirregomezcorta, en Cleveland: Si LeBron James no está a tono, los Cavaliers tampoco. Se le notó cansado, poco afinado y desconectado en algunos momentos. Obtuvo menos de la mitad de los puntos de media que acumula en esta serie (20 esta noche de los 41 ppj que llevaba), pero sobre todo no fue la figura imponente de los tres partidos anteriores. Cuando LeBron no está, los 'Cavs' sufren. Ni siquiera un Timofey Mozgov de récord (28 puntos y máximo de su carrera) pudo salvarles.
Sebastián Martínez Christensen, en Cleveland: Ajustar es necesario en postemporada. Steve Kerr pateó el tablero al colocar a Andre Iguodala en la alineación titular. No podía darse el lujo de tener otro mal comienzo e Iguodala era el único que había complicado aLeBron James. Con la alineación pequeña, la ofensiva de Golden State estuvo en sintonía y creo que a la vez hizo que los Warriors se esforzaran aún más considerando que estaban enfrentando a una alineación más grande que ellos.
Carlos Nava, en Cleveland: El entrenador de los Cavaliers David Blatt deberá ajustar. Es imposible que piense que con su rotación de siete jugadores podrá ganar el campeonato de la NBA en las Finales. El cansancio merma hasta al mejor jugador del planeta y la serie podría apenas haber rebasado su primera mitad. Seis jugadores de los Cavaliers han jugado 86.8 por ciento de los minutos de la serie.

2. El desempeño de Andre Iguodala fue...

Altieri: Superlativo, estuvo muy activo en defensa y a gran nivel en ataque. Demostró tener lo necesario para ser, al menos por una noche, la kryptonita de LeBron James.
Bater: De estrella de rock. Más que "Iggy", él fue "Iggy Pop" dejando su estampa en esta serie con una actuación tan inesperada como meritoria que dejó a todo Cleveland con los pelos de punta. Un tipo que se caracteriza por su defensa aguerrida y promediaba 8,7 puntos por partido en los playoffs no solo contuvo a LeBron James, sino que también se despachó con 22 puntos y ocho rebotes. Iguodala fue el siete de espadas que te gana la tercera mano cuando tus dos anchos están en el mazo, y su rendimiento es lo que potencia la ilusión de Golden State.
Aguirregomezcorta: Primordial. Su defensa a LeBron fue clave y el alero de los Cavaliers se quedó en un pobre 4-de-14 cuando Iguodala fue su marca. No es la primera vez que ocurre en estas Finales, la diferencia residió en el cansancio de LeBron, ese factor ayudó al jugador de los Warriors.
Martínez Christensen: De MVP. Obviamente todavía falta mucho, pero si hoy terminase la serie, a mí no me quedan dudas de que Iguodala sería el Jugador Más Valioso. Tuvo la peor temporada de su carrera en términos de puntos, rebotes y minutos, pero ha sido el mejor de Golden State en estas Finales. Además de anotar 22 puntos, su marca más alta del año, defendió como un león. Brilló en los dos lados de la cancha.
Nava: Sobresaliente. Iguodala frenó a LeBron James como nadie había podido a lo largo de la serie. James terminó con cuatro encestes en 14 intentos desde la duela cuando fue defendido por Iguodala. Además, Iguodala inyectó energía al resto de sus compañeros y fue consistente durante todo el partido.

3. El desempeño de LeBron James fue...

Altieri: Regular. Acostumbrados a actuaciones memorables, esta vez sintió el desgaste y la frustración de tener que ser Atlas todas las noches. Para fortuna de los Cavaliers, tiene dos noches de descanso antes del partido pivote de las Finales.
Bater: Se dio de cabeza contra un camarógrafo, metió apenas cinco de sus 10 tiros libres, encestó apenas uno de cuatro triples y terminó el partido con "solamente" 20 puntos tras promediar 41 en los tres juegos anteriores. LeBron es humano y a veces hasta los jugadores más notables tienen noches para el olvido, y la del jueves fue una que dejó una marca indeleble en él.
Aguirregomezcorta: Fue un desempeño pobre para lo que es capaz de dar de sí. Me quedo con la cara de LeBron en la rueda de prensa posterior al Juego 3. Venía de jugar 47.3 minutos por partido de media en las tres citas anteriores y su rostro lo decía todo. Había dormido poco (los partidos en la Costa Este están finalizando en la media noche) y me pregunto si habrá sido capaz de recuperar el sueño. A LeBron no le dio el cuerpo para más... ni las ideas.
Martínez Christensen: Cansino. Hubiese sido sobrehumano mantener la intensidad que había mostrado James en los primeros tres juegos a lo largo de toda la serie. Con una rotación corta y cargando a los Cavs en sus hombros, el físico le iba a pasar factura a LeBron. En el Juego 4, se lo notó cansado y no en modo ataque como en los juegos pasados. Lo bueno para James es que tiene par de días para descansar antes del quinto partido.
Nava: Más bajo al que acostumbró a los aficionados de Cleveland en los primeros tres partidos de la serie. Pareció cansado y desmotivado desde el salto inicial. Anotar 20 puntos en las Finales es bueno para casi todo el mundo, menos para LeBron James con este equipo poco profundo de los Cavaliers.

4. ¿Cómo gana Golden State la Final?

Altieri: Puede ganar las Finales a través del ritmo y la intensidad. Cuando Golden State corre, todo se hace cuesta arriba para Cleveland. La alineación pequeña le dio esta clase de resultados y le permitió a Stephen Curry aparecer, por momentos, en todo su esplendor. El ajuste ya está hecho, ahora le toca a David Blatt mostrar sus cartas para volver a girar la historia a favor.
Bater: Con Stephen Curry enchufado. Su aparente apatía durante varios pasajes de esta serie, incluyendo al juego del jueves por la noche, es incomprensible. Si el Jugador Más Valioso de esta temporada se pone las pilas y juega como tal por 48 minutos, no hay nadie que sea capaz de detenerlo y a la misma vez eso potenciará a sus compañeros.
Aguirregomezcorta: Con trabajo en grupo, contención a LeBron, movilidad de balón y unas individualidades que paso a paso harán mejores a los Warriors. Curry sigue sin estar cómodo, pero este jueves logró mejores oportunidades en los lanzamientos exteriores.Draymond Green e Iguodala necesitan mantener el nivel.
Martínez Christensen: Mantienen la intensidad mostrada en el último juego. Cuando los Warriors imponen ritmo y corren a la ofensiva, estos Cavaliers no pueden seguirle el ritmo en ataque con las lesiones que poseen. Golden State no debe relajarse y salir a jugar como si no hubiese mañana. Si lo hacen, son el equipo más talentoso de los dos, y se coronorán campeones.
Nava: Si regresan al tipo de juego rápido, de rotación de balón con efectividad en sus disparos desde el perímetro y Stephen Curry recupera la confianza que pareció perdida los primeros tres partidos de la serie. Es obvio, pero tendrán que contener en sus promedios a LeBron James, com sucedió el jueves, y evitar que se dispare a los 40 puntos, como en los tres juegos anteriores.

5. ¿Cómo gana Cleveland la Final?

Altieri: Con su defensa y con una buena selección de tiros. Los lanzamientos mal ejecutados le permiten al rival correr, y eso es puro veneno para su balance defensivo. Otro punto importante: LeBron James necesita algo más de ayuda que Matthew Dellavedova,Timofey Mozgov y Tristan Thompson.
Bater: Con garra y corazón. La prioridad para ellos debe ser ganar el sexto juego de la serie en casa el martes. Ya lo han intentado todo: LeBron como Superman basquetbolístico, Matthew Dellavedova como héroe inesperado, Timofey Mozgov con 28 puntos y 10 rebotes...solo les queda un as en la manga. Falta un partido en el que J.R. Smith se despache con una avalancha de triples. Ya lo hizo con ocho ante Atlanta en las Finales del Este, ¿será capaz de repetirlo en el escenario más grande de su vida? Lo dudo, pero con él nunca se sabe.
Aguirregomezcorta:Con LeBron al cien por cien y Dellavedova igual de intenso. Necesitan mejorar sus lanzamientos exteriores, tanto de dos como desde el perímetro. Una de las diferencias de este partido residió en ese aspecto.
Martínez Christensen: Aparece la banca. No voy a decir defensa, porque esa parte ha sido ejecutada de gran manera a lo largo de toda la serie. Pero así como fue Matthew Dellavedova en el tercer partido, LeBron James necesita ayuda si van a llevar el primer título a Cleveland. J.R. Smith es uno de esos jugadores que pueden enracharse y no fallar, o ser el peor jugador del tabloncillo. Los Cavaliers necesitan uno de esos buenos juegos a domicilio de J.R. si van a soñar con el campeonato.
Nava: Necesitan ayudar más a LeBron James, incluidas la defensa y ataque de Matthew Dellavedova; el juego abajo del tablero del centro Timotey Mozgov y mayor consistencia deIman Shumpert, Tristan Thompson y Jr. Smith. Pero en especial necesitan encontrar jugadores defensivos que pudieran entrar en auxilio... Quizá Kendrick Perkins o Shawn Marion.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario