miércoles, 3 de junio de 2015

GUERREROS: AIRE FRESCO EN FINAL NBA

Los Golden State Warriors están de vuelta en la élite de la NBA 40 años después. Y con ellos una bocanada de aire fresco llega a una liga que durante décadas estaba dominada por los mismos de siempre.
De la mano de un jugador tan talentoso y letal como Stephen Curry, y un entrenador que ha sabido mover perfectamente sus piezas para conformar un equipo tremendamente equilibrado y rocoso como Steve Kerr, los Warriors vuelven, tras muchos años de miseria, al primer plano de la NBA con grandes posibilidades de ganar el anillo.
Curry es el actual 'MVP' de la temporada. Mientras que Kerr, aunque no ganó (y creo que injustamente) el trofeo al entrenador del año, ha llevado a los Warriors en su debut como entrenador en la NBA a terminar con la mejor marca de la liga con 67-15, imponiendo un nuevo récord de victorias para la franquicia, y además fue el técnico del equipo del Oeste en el Partido de las Estrellas. Más no se puede pedir para un entrenador novato.
“Siempre pienso en una gran frase de Pat Riley sobre entrenar en la NBA: 'Hay victorias y hay miserias'. Y es verdad”, dijo Kerr. “Es más que un alivio, es una alegría”.
Los Warriors firmaron su clasificación a las finales el miércoles tras ganar 104-90 a los Houston Rockets, a los que superaron 4-1 en esta serie de final de la Conferencia Oeste, lo que desató la locura en el Oracle Arena de Oakland.
“¿Por qué no nosotros?”, preguntó Curry a un animado público de camisetas amarillas luego que los Warriors recibieron el trofeo de campeones de la Conferencia del Oeste de manos de Alvin Attles, el entrenador de su último equipo de campeonato en 1975.
“Porque el Area de la Bahía ha estado esperando por 40 años”, añadió Curry. “Creo que ya es tiempo”.
Curry jugó con un brazo vendado luego de una fuerte caída en el anterior partido en Houston, y sin jugar nada bien, terminó siendo el máximo anotador del partido con 26 puntos y el que más minutos (41') jugó de su equipo.
Los de Golden State se miden ahora por el título contra Cleveland Cavaliers, que se coronaron en la Conferencia Este bajo la guía de su astro LeBron James, al barrer 4-0 a los Atlanta Hawks.
Unas Finales de la NBA que se presentan apasionantes y que comienzan el 4 de junio en la cancha de Golden State y con un duelo generacional que nadie quiere perderse entre 'King' LeBron, de 30 años, cuatro veces MVP, que llega a su quinta final consecutiva en busca de su tercer anillo y Curry, el 'Asesino' con cara de Niño, de 27 años, MVP de esta temporada y el que está llamado a ser el sucesor del trono de la NBA el años venideros.
“No puedo esperar al 4 de junio”, dijo sonriendo el copropietario de los Warriors Joe Lacob en los vestuarios.
Los Warriors cuentan con el factor campo a favor, por lo que sabiendo su fortaleza en su feudo donde tienen marca de 46-3, incluyendo 7-1 en estos playoffs, los hace temibles y favoritos.
Pero la lucha contras los Cavaliers no será nada fácil. Esta temporada Warriors y Cavs se repartieron dos victorias por bando, ambas como locales.
Cleveland no ha ganado un campeonato aún, y ha llegado dos veces a la Final NBA (2007 y 2015), ambas a remolque de James. Mientas que el único título de Golden State fue en 1975, cuando ninguno de sus actuales jugadores aún no habían nacido y su entrenador Steve Kerr tenía apenas 10 años.
Mi favorito: Warriors en seis partidos.
Fuente: www.nba.com/español

No hay comentarios.:

Publicar un comentario