martes, 19 de mayo de 2015

LA SOCIEDAD EXIGE CAMBIOS Y EL DEPORTE TAMBIEN

Por Victor (VITITO) Ojeda 

Las instituciones que tienen la responsabilidad de planificar, estructurar y fomentar el desarrollo de cualquier disciplina en el deporte están sujetas a producir cambios o transformación ante las constantes demandas dentro del propio deporte.

Ante la velocidad que se ha producido la evolución y transformación del baloncesto tanto en la rama administrativa como en la competitiva, este nos indica que el baloncesto federativo debe establecer cambios favorables y substanciales para cumplir con esas exigencias evolutivas. 
El consensar a nuestros líderes y organizaciones, responsables de construir y fomentar el desarrollo de nuevas estructuras para el baloncesto, nos proporcionara una visión distinta de cómo establecer una planificación para alcanzar lo deseado. Esta acción nos pone a funcionar en equipo de trabajo y poder producir una solida estructura para atemperarnos a los grandes cambios que nos exige el futuro del baloncesto moderno. 
El baloncesto actual nos plantea la necesidad de establecer una visión y metas alcanzables en diferentes escenarios que deben perseguir un fin común para todo el funcionamiento y desarrollo del baloncesto. La realidad es única, lo cierto es que cada escenario tiene metas y objetivos distintos que contradicen y fomentan la adversidad de las personas responsables, evitando que haya unidad de acción. 

Podemos reconocer y establecer desde otra óptica que estamos frente a un escenario de adversidades que evita que haya una transformación positiva A partir de esta situación podemos inferir donde radica el gran problema , que se manifiesta claramente, es en la poca relación, comunicación y objetividad que mantiene a los lideres deportivos alejados de todo función social y deportiva.

Hoy se exigen cambios a voces, deseando nuevos enfoques y cambio de actitudes de los líderes deportivos. La realidad es que habido unos requerimientos muy limitados de la función administrativa, competitiva y filosofía institucional. Estableciendo un estado de conformismo y tradicionalismo que evita un desarrollo firme y controlado.
Cuando carecemos de una estructura deportiva y de una política pública nos mantendremos alejado de la realidad existente. La falta de una filosofía deportiva , de, misión, visión y metas que nos indique el camino a seguir, de no lograr una transformación , seguiremos siendo “medalla de oro” en la improvisación y poco compromiso., La solución nos atañe a todos es estructurar una filosofía unificadora para canalizar el desarrollar de forma vertical, es una prioridad fundamental en este momento de transición generacional. El tiempo apremia y nuestro mejor aliado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario