miércoles, 31 de diciembre de 2014

PHOENIX 2014: EL SOL VUELVE A BRILLAR EN NBA

www.vavel.com

El 2014 será recordado con agrado por todos los aficionados al baloncesto de Arizona. Phoenix Suns ha vivido este año una transición en el plano deportivo que le aguarda un futuro esperanzador.

Cualquier aficionado al baloncesto relaciona a Phoenix Suns con el equipo comandado por Charles Barkley en la década de los 90, o bien con el dúo formado por Steve Nash y Amar'e Stoudamire a principios del siglo XXI. Esta vez no habrá que echar la vista atrás, pues la franquicia de Arizona está dando motivos para ser recordada por el año tan gratificante como sorpresivo que están realizando.
El 2014 deja al equipo del Gran Cañón con un balance de 47 victorias y 37 derrotas (hasta el día de hoy) durante el año natural. A principios de la temporada pasada, la franquicia tenía en mente mejorar el desarrollo del equipo con jugadores jóvenes, es el caso de Alex Len, Archie Goodwin, Miles Plumlee o los 'Morris` Twins'. Lejos de las previsiones, el conjunto violeta comenzó a ganar partidos de forma contundente y experimentando un baloncesto atractivo de cara al aficionado. Sus máximos valedores no eran otros que Goran Dragic y Eric Bledsoe, que junto a Gerald Green formaban el estandarte principal del equipo. Este 'backcourt' era uno de los más completos de la liga, aportando físico y calidad a un equipo que empezaba a mirar hacia arriba y a codearse con aspirantes a luchar por los Play-Offs en la tan dura Conferencia Oeste.
Cuestión de mala fortuna y de pertenecer al lado izquierdo del mapa, los Sunsse quedaron fuera de los Play-Offs con un balance de 48-34 en la temporada 2013/14. Fue un hecho histórico, pues nunca antes un equipo se quedó fuera de luchar por el título con tal número de victorias. La temporada acabó para el conjunto dirigido por Jeff Hornacek, el cual debutaba como 'head coach' en la NBA con la sensación de haber tocado techo sin recibir nada a cambio. Tocaba retener a jugadores importantes y conseguir alguna opción interesante en el mercado de agentes libres.
La dirección de la franquicia tuvo que ponerse firme durante el verano, pues salía a la agencia libre uno de los jugadores más importantes del equipo. Eric Bledose quiso probar su valor llamando la atención de direrentes General Managers. "Mini-LeBron" como le conocen algunos, promedió durante la pasada temporada 17.7 puntos, 4.7 rebotes y 5.5 asistencias en los 43 partidos que disputó. Las lesiones son su 'kryptonita' particular, aunque sus números invitaban al interés de muchas franquicias como así sucedió. Lakers, Knicksy los propios Suns querían contratar sus servicios de cara a la temporada 14/15, aunque el salario que demandaba el jugador de Alabama haría rascarse el bolsillo a todo aquel que quisiera incorporarlo a su plantilla.
Finalmente, Bledsoe accedió a continuar con los Suns a razón de 70 millones de dólares por cinco temporadas. Su contrato parece una quimera, pero si equipara su salud con su nivel en la pista, se podrá decir que es todo un acierto de la dirección deportiva.
Otro atractivo sería ver la continuidad en el proyecto de los gemelos Morris. Tanto Markieff como Marcus demostraron durante la temporada pasada su regularidad y compromiso con el equipo. Markieff se fue hasta más de 13 puntos de promedio junto con 6 rebotes, mientras que su hermano alcanzó los 10 tantos por noche. Eran jugadores indispensables para un proyecto a medio-largo plazo, ya que con 25 años tienen cuerda para rato. Markieff firmaría una extensión de 32 millones de dólares para las 4 próximas temporadas. Marcuspor su parte, aceptó una oferta de 20 millones repartidos también durante las 4 próximas campañas.
La estrella del equipo, Goran Dragic, se encontró con su mejor baloncesto durante la temporada. Sus promedios de 20 puntos y 6 asistencias por noche le convertían en líder indiscutible de un equipo que afrontaba la pre-season con el objetivo de mejorar el récord para así alcanzar los Play-OffsDragic tuvo varias reuniones con Jeff Hornacek y el general manager de la franquicia Ryan McDonough. Tras su paso por el Mundobasket de España, Goran veía necesario la contratación de un hombre con calidad para garantizar el crecimiento de la plantilla, por lo que toda la dirección deportiva se puso manos a la obra.
El fichaje estrella para la temporada 14/15 sería un base. Isaiah Thomas fichó por los Suns por un contrato de 30 millones de dólares en 4 temporadas, reforzando así el backcourt del equipo. Su rol en el equipo pasó a ser el de sexto hombre, aumentando la competitividad con el propio Dragic, Bledsoe y Gerald Green.
Otro fichaje importante sería el de Zoran Dragic. El alero procedente deUnicaja Málaga fue reclutado por su hermano Goran, que vio en su él una figura sentimental importante para seguir progresando.
Estos dos fichajes más la incorporación del rookie Tyler Ennis harían cerrar la plantilla, conformada de la siguiente manera (G,F,C): G (Goran Dragic, Bledsoe, Thomas, Ennis, Goodwin), F (Zoran Dragic, Green, Marcus Morris, Markieff Morris, Tolliver, Tucker, Warren), C (Len, Plumlee, Randolph).
Hasta la fecha, el balance de Phoenix Suns es de 17-14, ocupando la octava plaza de la Conferencia Oeste. Los de Hornacek son el quinto equipo más anotador de la liga, repartiendo sus puntos en el ya mencionado backcourtpues bien, cinco jugadores promedian 15 puntos por noche (Dragic, Bledosoe, Thomas, Green y Markieff Morris). Este dato hace que sea uno de los equipos favoritos de los aficionados, aunque para luchar por losPlay-Offs hace falta mejorar en defensa. Los de Arizona son la octava peor defensa de toda la NBA.
Es aventurado pronosticar el destino de Phoenix Suns esta temporada cuando sólo se lleva transcurrido un tercio de la temporada. Los pupilos deJeff Hornacek pueden ser capaces de lograr el objetivo si mejoran en intensidad y concentración defensiva. Este hecho se denota en la pista cuando se llega al clutch time. Esta temporada, los Suns han perdido partidos sobre la bocina contra los Clippers y los Bucks. Son derrotas que se suman al casillero y que pueden ser vitales a la hora de entrar o no en la lucha por el campeonato.
El último partido antes de finalizar el año será ante New Orleans Pelicans. Partido para demostrar sus credenciales y ascender puestos en la clasificación, sobre todo porque por detrás vienen los Thunder, un contender por el título que por motivos de salud no se encuentra en la parte alta de la clasificación.
Sea como fuere, el año 2014 será de grato recuerdo para todo aquel simpatizante de los Phoenix Suns. Tras varios años de sequía viendo como elUS Airways Center se quedaba vacío de estrellas y de victorias, parece que el futuro es alentador. El sol brilla de nuevo en Arizona.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario