jueves, 31 de julio de 2014

DERRICK ROSE SE PREPARA PARA TEMPORADA 2014-15: CONFIANZA EN LAS NUBES

LAS VEGAS -- El escolta de los Chicago BullsDerrick Rose, dice que su confianza está "por las nubes", y que está ansioso de demostrar a los escépticos que han estado equivocados esta temporada, mientras intenta hacer su camino de regreso de dos graves lesiones de rodilla.
Rose, que sólo ha jugado diez partidos en las últimas dos temporadas debido a una rotura de ligamentos en la rodilla izquierda en abril de 2012 y un desgarro del menisco de la rodilla derecha en noviembre de 2013, está convencido de que volverá a ser el jugador que era antes de las lesiones.
Está en el campo de entrenamiento del Team USA esta semana, mientras el grupo se prepara para el Mundial de Básquetbol a finales de agosto en España.
"Estoy ahí, hombre", dijo Rose, cuando se le preguntó qué tan cerca está de jugar al igual que su viejo yo. "No estoy preocupado por eso. Mi confianza está muy alta, y eso es lo único que podrán ver este año -- que mi nivel de confianza está por las nubes".
Rose, quien no ha jugado en un partido de la NBA desde el 22 de noviembre, dijo que no sintió dolor en la rodilla durante la primera práctica del equipo el lunes. El entrenador del Team USA, Mike Krzyzewski, dijo que no había restricciones con respecto a Rose, y estaba muy contento con lo que había visto.
"Me entusiasmó mucho lo que vi hoy", dijo Krzyzewski. "Está mejor que hace cuatro años. En ese momento, él tenía 21 años, y estaba justo a punto de convertirse en quién iba a ser. Pero hoy tuvo una gran práctica. No practicas así [todos los días]. Él no ha estado en prácticas de este tipo. Ahora, observaremos lo que hace los próximos días".
Rose está entusiasmado por la cantidad de tiempo que ha dedicado a trabajar en su cuerpo -- y su juego en los últimos años. Dijo que la presencia de su hijo recién nacido, Derrick Jr., lo ha ayudado a lograr el equilibrio intento para hacer otro regreso tras su última lesión.
"Realmente creo que soy un jugador especial en mi mente", dijo Rose. "Y todavía tengo la juventud -- Sólo tengo 25. Estoy haciendo todo lo que tengo que hacer en rehabilitación, fortaleciendo todo, tomando un día a la vez y sacando el máximo provecho de cada día. Por eso me he estado preparando para este momento, de verdad".
Rose reconoció que las críticas que ha recibido de algunos fanáticos de Chicago, por haber jugado muy poco en dos temporadas, lo han motivado durante este proceso de rehabilitación.
"No puedo enojarme por eso, hombre", dijo. "La gente va a decir lo que quiera. Para mí, sólo se trata de tomarlo y usarlo cuando hago ejercicio. Lo uso como motivación, para tratar de demostrar a esa gente que estaba equivocada. Yo sé lo especial que soy como jugador. Y sé lo que todavía puedo hacer".
También sabe lo satisfactorio que será callar a todos esos críticos si se puede quedar en la cancha y seguir produciendo en un nivel alto. Rose, a la edad de 21 años, se convirtió en el JMV más joven en la historia de la liga, durante la temporada 2010-11.
"Va a ser divertido", dijo sobre demostrarles a los escépticos que estaban equivocados. "Vas a ver un montón de personas cambiando de opinión, pero será divertido. No se pueden cambiar las cosas. Sólo sé lo duro que trabajé este verano, así que saldré a competir y divertirme... te digo la verdad, sólo a divertirme, creo que esa es la clave".
En lo que va de su trabajo en la cancha, Rose dijo que sólo tiene que quitarse de encima un poco del óxido persistente.
El entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau, quien también se desempeña como asistente en el personal del Team USA, se mostró satisfecho con lo que vio de Rose el lunes. Dijo que la velocidad y explosividad de Rose parecieron las mismas de siempre.
"Vimos la rapidez y la explosión en las prácticas de la liga de verano", dijo Thibodeau. "Y hoy, creo que fue muy paciente, y que encontró el ritmo del juego. Creo que jugó bien en ambos lados del balón. Presionó. Tomó toda la cancha. Pienso que tuvo una gran técnica, hizo un gran esfuerzo, y lideró bien al equipo. Así que es un buen primer paso".
Rose dijo que ha aprendido de su reciente proceso de rehabilitación y está tratando de tomar las cosas de manera diferente esta vez. Dijo que se presionó demasiado en sus primeros diez partidos de la temporada pasada y está tratando de aprender de esa experiencia.
"Quería demostrar que todos estaban equivocados en ese momento", dijo. "Sólo quería eso. Esta vez, sólo sé que tengo que dejar que el juego venga a mí, salir y simplemente jugar. Pero por lo general cuando hago mi tipo de juego siempre surge algo positivo".
Para Rose, lo más positivo del lunes fue que no hubo contratiempos. Él está feliz de estar de vuelta en la cancha y está tratando de disfrutar el momento. Además, considera que es un jugador mucho más completo de lo que era hace unos años.
"Mi confianza era alta, pero no sabía lo bueno que era", dijo. "Sabes lo bueno que eres, pero yo no lo sabía. Ahora mi confianza es una locura. Sé lo duro que he trabajado, creo que soy uno de los trabajadores más duros de la liga".
Fuente; www.espn.com
Escrito por: Por Nick Friedell 
ESPN.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario