sábado, 9 de noviembre de 2013

¿SUPISTE?: ... WADE ESTA DE VUELTA

Supiste que Dwyane Wade se sentía bien cuando encaró y ejecutó su tiro en salto en sintonía.
Supiste que se sentía muy bien cuando se animó a lanzar un triple dudoso en el último cuarto (falló).
Por Israel Gutierrez
ESPN.com (EE.UU.)
Y supiste que éste sería su juego cuando sucedió este lanzamiento errado con un duro tiro en salto con paso hacia atrás sobre J.J. Redick, quien fue un poco demasiado agresivo en su recuperación y le cometió falta a Wade en el proceso para una jugada de tres puntos.
El momento fue ideal para Wade y el Heat, con un LeBron James disminuido ligeramente por dolor de espalda contra la ofensiva de Los Angeles Clippers que arrancó la noche liderando la liga en anotaciones con 113.2 puntos por partido.
Pero lo que resulta cada vez más claro después de estos primeros partidos, es que Wade no sólo se siente bien por rachas.
Está sano y cada vez más fuerte. Y con eso viene un variado juego ofensivo y la capacidad de tomar el control, esté o no LeBron con él en el campo de juego.
De hecho, en la victoria del jueves por 102-97 sobre Chris Paul y los Clippers, Wade hizo la mayor parte del daño rodeado por jugadores de reserva y con LeBron en el banco.
Los esfuerzos de Wade mantuvieron el partido parejo durante una primera mitad que tuvo a ambas ofensivas zumbando. Luego encabezó la carga mientras Miami se despegaba durante el inicio del último cuarto.
Wade sumó un total de 29 puntos con 13 aciertos en 22 intentos, repartió siete asistencias, robó tres balones y bloqueó un tiro.
Fue una actuación que ni siquiera sus siete balones perdidos pudieron echar a perder.
"Mis tiros se sintieron bien esta noche", dijo Wade. "Se han sentido bien durante el último par de juegos.
"Me lo están pasando un poco más, así que tuve la oportunidad de entrar en ritmo temprano en el partido. Sólo tengo que seguir acertando".
Pero Wade no sólo convirtió con tiros en salto. En un continuo esfuerzo por "abrir mi gráfico circular", Wade se ha mantenido alejado de sus puntos preferidos y ha anotado desde varios puntos de la cancha.
La temporada pasada, la mayoría de sus intentos llegaron debajo del aro o a la izquierda del mismo entre los 15 y 18 pies.
El jueves anotó con cargas al aro, en el poste, desde la línea de base y, por supuesto, con su tiro en salto desde varios lugares de la cancha.
"Eres más fuerte con tus tiros, usas las dos piernas cuando saltas", dijo Wade sobre el hecho de que su estado de salud se traduce en más tiros en salto acertados. "Tienes más confianza a la hora de disparar cuando sabes que tienes la fuerza para hacerlo".
Wade estuvo en su mejor momento durante el inicio del último cuarto, con LeBron en el banco y Ray Allen, Norris Cole, Shane Battier y Chris Andersen jugando a su lado.
El segmento arrancó con el Heat aferrándose a una ventaja de tres puntos. Wade anotó nueve de los 12 tantos del Heat, y asistió en el otro tiro de campo durante una rápida seguidilla de 12-7 para abrir una ventaja de 88-80 -- todo con LeBron sentado con una compresa caliente en la espalda.
Al regreso de James, Wade también ayudó a proporcionar un duro golpe con un pase a Battier al otro lado de la cancha para un triple abierto que le dio a Miami una ventaja de 91-80.
Fue similar a cuando LeBron y la segunda unidad dominaron partes de las Finales de la NBA contra los Spurs. Sólo que esta vez fue un Wade animado quien dirigía el espectáculo.
"Me encanta jugar con esa unidad", dijo Wade. "Tienes chicos que pueden abrir la cancha. El campo de juego es un poco más ancho. Y el balón está en mis manos un poco más.
"Es una buena unidad que puede darnos un look diferente, ese tipo de energía", dijo Wade.
La defensa del Heat, que fue motivo de preocupación después de derrotas consecutivas ante los Sixers y los Nets, hizo el resto.
El Heat atrapó y acosó a Paul tan a menudo como le fue posible desde el principio, pero no fue hasta la segunda mitad que el Heat completó las posesiones defensivas forzando pérdidas de balón o tiros difíciles.
Paul acertó apenas tres tiros en 11 intentos de campo (fuera de Michael Carter-Williams, ningún armador contrario ha jugado particularmente bien contra Miami, incluyendo a Derrick Rose, Deron Williams y John Wall). Paul terminó con 11 puntos, 12 asistencias y cinco balones perdidos.
Blake Griffin fue el beneficiario de múltiples tiros abiertos, que le dieron una impresionante línea de estadísticas de 27 puntos y 14 rebotes.
Pero los Clippers simplemente estuvieron demasiado dispersos del lado ofensivo como para hacer partido en la recta final.
"Obviamente, con un gran jugador como CP, no puedes frenarlo", dijo James. "Sólo quieres ponerle tantos cuerpos y tanta presión como sea posible para hacérsela difícil. Nuestros grandotes hicieron un gran trabajo de comunicarse con nuestros armadores o quien fuera que lo estaba marcando".
En cuanto a la zona lumbar, LeBron dijo que ya ha tenido problemas en la parte baja de la espalda y sabe cómo manejarlo sin dejar de jugar. Sus problemas de espalda tienden a surgir al principio de la temporada, por lo que confía en que podrá superarlo nuevamente sin perder tiempo de juego.
Pero no está de más ver que Wade puede rendir de esta manera contra uno de los mejores equipos de la liga.
"Y ni siquiera creo que esté al 100 por ciento todavía", dijo LeBron de Wade.
Puede que no esté al 100 por ciento durante varias semanas, a medida que sigue ganando fuerza luego del tratamiento que se hizo en la rodilla durante la temporada baja y su programa de entrenamiento.
Así que si esto es sólo el comienzo, LeBron podría tener mucho tiempo para descansar -- si es que alguna vez decide que es necesario.
fuente: http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1950767&s=bas&type=story

No hay comentarios.:

Publicar un comentario