sábado, 26 de octubre de 2013

SERIE MUNIDAL 1-1; CARDENALES HOGAR DULCE HOGAR, ... MEDIAS ROJAS SIN DESIGNADO

Por Carlos Nava
ESPN.com 
SAN LUIS -- Hogar dulce hogar... para los Cardenales de San Luis.
La Serie Mundial se trasladó este viernes a San Luis, donde los Cardenales han sido casi invencibles en la actual postemporada y en la campaña regular.
El Busch Stadium ha sido la fortaleza para que los Cardenales lleguen con marca de 6-1 en los actuales playoffs, incluidas tres victorias sobre los Dodgers de Los Angeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.
"Es un hecho que estamos más cómodos con nuestras cosas, en nuestro clubhouse y nuestra gente", dijo el lanzador mexicano Jaime García, al terminar la práctica de los Cardenales en el Busch Stadium.
"Allá en Boston la gente apoya mucho, tienen fama de eso. Acá no se quedan atrás".
García está en la lista de lastimados de los Cardenales para el resto del año. Pero fue parte del equipo de San Luis que dos veces se recuperó de estar a un strike de ser eliminado del Clásico de Otoño del 2011 por los Vigilantes de Texas, para coronarse campeón en las Grandes Ligas.
"Este lugar lo conocen bien todos los muchachos", dijo. "El Fenway Park, por ejemplo, para muchos fue su primera vez y es un estadio complicado por sus dimensiones y sus aficionados".
Además de la comodidad de su gente en su casa, los Cardenales tendrán la ventaja de jugar su beisbol, el de la Liga Nacional, en el que no hay bateador designado y los lanzadores tienen que pararse en la caja de bateo.
"Ellos tendrán que comenzar a tomar otro tipo de decisiones en su alineación", dijo el manager Mike Matheny. "Tendrán que considerar más cómo realizan sus cambios, por ejemplo. Ahora son más condiciones nuestras".
El primero de tres partidos de los Cardenales en su casa tendrá al novato Joe Kelly, enfrentando al veterano Jake Peavy.
El manager reveló que el cuarto será para Lancy Lynn, quien también lanzó en ese mismo partido de la Serie de Campeonato y en el quinto el as de su rotación Adam Wainwrighttendrá su oportunidad de revancha.
Wainwright perdió el primero de la Serie Mundial; un partido en el que sufrió para mantener el control y también cometió impresiciones defensivas que al final se reflejaron en la paliza 8-1 que sufrieron en Boston.
"Tenemos que aprovechar nuestra casa", dijo el parador en corto Danny Descalso. "Volver a Boston sería nuestro peor error".
Los Cardenales, al igual que los Medias Rojas de Boston, tenían programada una práctica en el Busch Stadium el viernes por la tarde, que en realidad sólo fue una sesión para que los lanzadores soltaran el brazo.
Muy pocos jugadores de campo estuvieron; el principal ausente fue Carlos Beltrán, quien pegó dos imparables y produjo una carrera en el Juego 2 de la Seria, apenas un día después de que salió lastimado por un golpe en las costillas.
El jardinero nunca apareció junto con el resto de sus compañeros, ni en el terreno de juego, ni en el vestidor durante el tiempo que se permitió el acceso a la prensa.
"El viernes sin partido me vendrá bien para descansar y tratar de recuperarme más", dijo Beltrán, al finalizar el partido el jueves. "Voy a estar en terapia y sobre todo relajándome física y mentalmente".
Sus compañeros no dudan que Beltrán, igual que en el Juego 2, estará listo en el tercero.

"Él va a jugar, cómo esté y cómo sea...", dijo el receptor suplente Tony Cruz. "Por nada del mundo se perderá su primer partido de Serie Mundial en el Busch Stadium".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario