martes, 22 de octubre de 2013

MINIBALONCESTO NO ES ENTRENAR; ... ES EL PRIVILEGIO DADO POR DIOS DE CONSTRUIR GENERACIONES

Por Miguel Soto E.
El baloncesto es una conducta. 
Un sistema de vida.
 La oportunidad de contribuir a la formación de un carácter.
Los niños tienen el interés  el gusto desinteresado en un deporte que como muchos puede servil de canalizar energías y promover excelentes calificaciones en la escuela siempre que el seguimiento y búsqueda de un individuo integral sean el propósito de las vidas adultas que tengan a su alrededor.
El objetivo inicial de todo entrenador es la diversion conjunta como felicidad individual en bussqueda del aprendizaje significativo y el desarrollo integral del baloncesto.
Los resultados son complemento de la construccion de un caracter y/o sellar el futuro inmediato de un nucleo social. El minibaloncesto es la oportunidad de enseñar, los adultos entrenadores o no tenemos la responsabilidad de enseñar y escuchar en función al interés del individuo, teniendo como meta EL VALOR DEL CONJUNTO.
Podría escribir 500 paginas de como dar un buen entrenamiento, por lo menos desde mi óptica. 
Sin embargo lo mas importante y de lo que debe escribirse es sobre como enseñar aprendiendo en una categoría en la que las competencias o la presión adulta en competencias no dan ningún balance positivo.
Los niños solo quieren jugar. 
Es tanto así, que tomas un grupo de 10 niños, colocas el balón en la cancha y los 10 van tras el balón sin considerar quien es de su equipo o quien no.
A ellos lo único que le interesa es el juego, el balón.
¿Que hacer?
Tomar su perspectiva, darle las pautas y permitirse el honor dado por Dios de observar como la conducta va cambiando para bien.
El descubrimiento mediante juegos alternos de que el balón es el instrumento y que la coordinación y unión del grupo son la garantía de conservar el balón.
Eso se logra con PACIENCIA, clave en minibasket.
"El minibaloncesto no es solo entrenar niños; es construir generaciones ... Privilegio dado por Dios".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario