sábado, 21 de septiembre de 2013

¿QUIEN TIENE EL PODER EN EL BALONCESTO?: ... LA DISCIPLINA Y EL TRABAJO SUPERAN AL TALENTO

Por Miguel Soto E.
Los resultados son importantes como instrumento de medición, aunque de ningún modo deber ser la meta de lo que buscamos.
¿Que buscamos?, o por lo menos, ¿que debemos buscar?
Construir una personalidad y un estilo de vida que solo aprendemos cuando valoramos la diversión, el compañerismo y la capacidad de trabajo que nos exige el baloncesto en su esencia.
El baloncesto en si mismo un instrumento educacional que promueve valores en si mismo. 
Quienes tenemos el privilegio de instruir a niños, adolescentes y hombres, somos los que debemos evaluar y decidir cuales son nuestras metas bases.
¿Cuando Abandonar?
Nunca.
El baloncesto es la constante prueba a nuestro carácter y esto esta por encima del talento.
No hay méritos el quedarse solo y solo cuando las cosas salen bien. 
En cancha asi como en la vida hay factores que insiden tantito mas que el talento.
Las victorias y campeonatos son un 10 % de talento, el restante 90 % es trabajo, disciplina, TRABAJO Y DISCIPLINA y un inmenso corazón.
La inmadurez puede ganarle al talento en el standing de los resultados.
La falta de trabajo te puede dejar sin piernas y comerte los caramelos en cancha, sin voluntad defensiva y poner al equipo a pagar el precio de la falta de carácter para asumir responsabilidades.
¿Quien tiene el Poder en Cancha?
Eso lo defines tu y tu equipo.
La autoridad la posee el arbitro, pero el poder lo puedes tener tu o entregárselo al arbitro.
Cuando cada jugada la ejecutas esperando pito, cuando dejas de pasarla en transición, esperando pito al contacto; cuando en un lujo individual terminas perdiendo el balón y reclamas que no hay "doble" o "corrida con el balón"; cuando pones todo en la ofensiva, el resultado no es lo que esperas y toda tu frustración la colocas en las espaldas del arbitro ... le entregas el poder de ir en linea adversa a tu equipo, de sacar los breaks de beneficio a tu escuadra, pones en sus manos tu presencia en cancha y si te abrazas de la violencia puedes terminar fuera del sistema.
Cuando entras a divertirte, cuando saludas con respeto; cuando reconoces tus fallos y asumes el compromiso de mejorar, cuando las derrotas no las colocas en la espalda del silbato, cuando procuras unidad en tu escuadra y respetas el esfuerzo del contrario sea cual sea su nivel, tendras el poder de controlar tener a tu equipo jugando en igualdad de condiciones con relacion al otro respecto al arbitro, quien no esta para regalarte nada pero que si puede quitarte.
Cuando entras a juego y asumes el compromiso de diversion responsable en busca de ganar, ganas desde el mismo momento que entras a cancha: Ganas respeto, el deber y responsabilidad de ser ejemplo de nuevas generaciones y la madurez necesaria de disfrutar las victorias con humildad mientras asumes cada caída como la oportunidad de aprender y cambiar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario