martes, 28 de mayo de 2013

ESPUELAS DE SAN ANTONIO A LA FINAL NBA: ... 6 AÑOS DESPUÉS CON EL MISMO NÚCLEO CAMPEÓN

Por J.A Adande
ESPN.com (EE.UU.) 
MEMPHIS -- No sólo se trata de que los San Antonio Spurs hayan ganado la Conferencia Oeste, sino de que "el estilo de los Spurs" haya ganado la Conferencia Oeste.
"Representacion latina de una escuadra en la que viene como reparto siendo protagonista" 
Miguel Soto

Ese es el verdadero triunfo. No el San Antonio 93, Memphis 86, o una barrida de cuatro partidos sobre los Grizzlies en las finales de la Conferencia Oeste. Ni siquiera que haya sido el partido de playoffs N° 98 ganado por el trío de Tim DuncanTony Parker y Manu Ginóbili, más el entrenador Gregg Popovich. Es el hecho de que hayan tenido la oportunidad de estar juntos tanto tiempo como para ganar esta cantidad de juegos, en una liga en la que el cambio siempre está al acecho al otro lado de una racha negativa de cuatro derrotas.
"No es común lo que tenemos", dijo un Duncan agradecido. "Lo sé. Sé que lo que tenemos es excepcional. Excepcional por la confianza que tienen en Pop y en la gerencia, excepcional que nosotros hayamos jugado juntos durante tanto tiempo. Hay muchas de esas cosas excepcionales en el aire aquí. Y, honestamente, es divertido ser parte de esto. Es un honor ser parte de esto".
"Toni Parker esta en otro nivel; es evidente la superacion alcanzada" 
Miguel Soto

Hubo algo de suerte en el juego, claro, desde los rebotes de las bolas de ping-pong que entregaron a Duncan en la lotería del draft de 1997 hasta la evasión de lesiones que se requiere para poder hacer cinco viajes a las Finales de la NBA. También hubo un buen ojo para encontrar talento con selecciones bajas de draft y perspicacia de básquetbol para desarrollar a los prospectos.
Pero por encima de todo está la filosofía de la organización, que no ha vacilado, ni siquiera ante las carreras armamentistas de superestrellas o las conclusiones de los analistas de datos. La palabra que a Popovich le gusta utilizar para los ajustes que deben llevarse a cabo durante una serie es "retoques", y lo mismo podría decirse sobre la forma en que los Spurs encaran su roster. Han rotado centros extranjeros (Rasho NesterovicFabricio Obertoy ahora Tiago Splitter), han encontrado a Kawhi Leonard para convertirlo en un Bruce Bowen moderno en el ala, e incorporaron a ex All-Stars para un último viaje a la gloria (Glenn RobinsonMichael Finley y Tracy McGrady).
"¿Quien dijo viejo? ... Es la muestra clara de que si pones dedicacion y esfuerzo y lo sumas a un nucleo que daria todo por ti y tu por ellos el exito podria estar lejos pero alcanzable" Miguel Soto

Pero nunca cambiaron su núcleo. No es que Duncan no haya tenido oportunidades de salir, o que los Spurs nunca hayan considerado reemplazar a Parker, o que Popovich no parezca tener el deseo de arrojar a Ginóbili en una isla desierta al menos tres veces por partido. Es que nunca perdieron la fe en que lo que ellos tienen es lo que funciona mejor.
"Creo que mucha gente piensa que la hierba es más verde al otro lado", dijo Popovich, "y que si cambiamos a este entrenador o canjeamos a estos jugadores, todo va a ser nirvana después de eso. Creo que si mantienes el rumbo y tienes líderes que son personas de buen carácter, debes seguirlos tanto tiempo como puedas. He estado aferrado a los faldones de Timmy durante mucho tiempo".
Es gracioso, porque Duncan dijo que él estaba aferrado a los faldones de Parker, cuando comentó: "Él es la razón por la que estamos aquí".
(Parker no puede dar cuenta de toda la temporada, pero sus 37 puntos, seis asistencias y cuatro rebotes en el Juego 4 sin duda son la razón por la que la serie terminó el lunes por la noche.)
Los Spurs hablan tanto de faldones que a uno se le olvida que los faldones ya no se usan. Los Spurs acaban de vencer a todos en el Oeste vestidos con ropa anticuada. Más tarde, finalmente tuvieron la oportunidad de actualizar sus guardarropas, y Duncan lució una camiseta gris con la inscripción "Best of the West" [Mejores del Oeste] estampada sobre el logotipo de los Spurs justo antes de hablar con la prensa.
"Supongo que está de moda usar esto", dijo Duncan.
Excepto que los Spurs nunca han marcado tendencia. Puede que hayan creado una plantilla para equipos de mercados pequeños como el Oklahoma City Thunder, pero los Spurs nunca hicieron un movimiento tan criticado como el canje de James Harden del Thunder justo antes de la temporada.
Últimamente, fueron los Grizzlies quienes quedaron sujetos a cuestionamientos acerca de un importante intercambio en plena temporada. Y antes de pasar mucho tiempo preguntándote "qué pasaría si" con respecto a Rudy Gay, pregúntate si su 42 por ciento de efectividad en los siete partidos de playoffs de su carrera (incluyendo el 21 por ciento de triples acertados) habría ayudado contra esta defensa de los Spurs.
Todo lo que hacía falta saber sobre cómo los Spurs estaban en la cabeza de los Grizzlies llegó en una posesión, cuando Marc Gasol dejó pasar un tiro en salto abierto para cederle el balón a Zach Randolph, quien también dejó pasar un tiro abierto. Durante toda la serie, los Grizzlies se la pasaron en busca de mejores tiros que no estaban ahí. Los Spurs los limitaron a una efectividad del 38 por ciento durante las finales de conferencia, y Memphis nunca encontró la manera de liberar a Randolph, nunca sorprendió con Mike Conley, ni anotó más de 86 puntos en el tiempo reglamentario de los cuatro partidos.
Incluso después de que Randolph tuviera una serie miserable, al anotar un total de 44 puntos con 16 aciertos en 53 intentos, no sintió más que respeto por el hombre que generó gran parte de su frustración --Duncan-- y admiración por cómo Duncan lo sigue haciendo a los 37 años.
"Me motiva", dijo Randolph. "Como le dije después del partido, buena suerte para él, y lo admiro como jugador y por todas las cosas que ha hecho, por lo profesional que es, por la forma en que juega. Por todo".
Lo que motiva a Duncan es el deseo de ganar otro anillo de campeonato para sumarle a la colección de cuatro que ya tiene en su haber, una sed aún más profunda por la brecha de seis años --la más larga de su carrera-- que ha pasado desde su último viaje a las Finales de la NBA.
"Parece haber pasado una eternidad desde que llegamos a este punto [la última vez]", dijo Duncan.
"Haber superado ese bache y volver a las Finales es una sensación increíble, de verdad".
El Elias Sports Bureau presentó estadísticas que dicen que Duncan ha pasado la mayor cantidad de tiempo entre su primera y su última aparición en las Finales de la NBA con el mismo equipo (13 años), y que Duncan, Parker y Ginóbili son el primer trío fuera de los Lakers y los Celtics que ha llegado a cuatro Finales de la NBA en conjunto.
Los Spurs son muy cíclicos. Duncan nunca se ha puesto por encima de la organización, pero la organización lo valora por encima de todo. Le pregunté al dueño Peter Holt quién le venía a la mente al pensar en el último logro de este equipo, y me dijo: "Es Tim. Quiero decir, todos, por supuesto. Pero... Tim".
Parker dio a entender que su nivel reciente de JMV fue para cumplir la promesa que le hizo a Duncan.
"Le prometí que íbamos a volver, volver a las Finales y tener la oportunidad de ganarlo todo, y voy a dar mi mejor esfuerzo", dijo Parker.
Parker no puede dar mucho más de lo que dio en este juego, a pesar de que ha estado cansado y lidiando con una lesión en los gemelos, y luego sufrió un piquete accidental en el ojo por parte de Gasol al final de este partido. (Fue el ojo derecho, no el izquierdo que se lastimó con un pedazo de vidrio de una botella de champán durante una pelea entre el grupo de Chris Brown y el de Drake en una discoteca.)
Las lesiones sufridas en clubs nocturnos no parecen ser el estilo de los Spurs. Jugar en las Finales de la NBA es algo a lo que están más acostumbrados. Y nunca se sintió tan bien.
"Todos los equipos quieren vencerte", dijo Parker. "Y es por eso que es aún más especial volver después de tantos años jugando en un alto nivel con el mismo entrenador, con el mismo Big 3".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario