miércoles, 16 de enero de 2013

BASKETBALL ES UN CAMBIO DE CONDUCTA Y CAPACITACION DE VIDA: GRUPOS ESPECIALES PRESENTAN RETOS ENTRE 16-18 AÑOS

Por Miguel Soto E.
Cuando diriges basquetball tienes que planificar.
En esa planificación identificas talentos. 
No puedes quedarte en un talento: ... tienes que identificar mucho mas que 1 talento.
El baloncesto es un deporte de conjunto en el que no solo se conjuga el talento si no también la capacidad mental, la disciplina y la capacidad de comprender la importancia del grupo y porque no la necesidad individual del éxito del conjunto.
E tenido muchos grupos buenos.
Village nació amparado en un grupo especial. No tenían el mejor talento individual, puede que ni de conjunto pero poseían un corazón de diamante y una coraza basada en el trabajo y la búsqueda de las posibilidades sin renunciar a ellas.
Los años han pasado y se han presentado muchos conjuntos en el que la tónica ha sido la misma cuando llegan a los 16 años de edad, quizás un poco antes.
Hoy día, tengo un grupo especial.
Especial porque les gusta el baloncesto, tienen talento, son trabajadores y buscan siempre imponerse como campeones.
Se esfuerzan academicamente...
... pero están entre los 16 y 18.
¿Hay problemas con esa edad? ... No, si existen los esfuerzos y lineas correctas siempre claro que se cuente con la disposición de cada chico y la presencia de una filosofía defensiva que les muestre el papel del baloncesto como instrumento de vida.
Esfuerzos por parte de los entrenadores.
En mi caso, creo que e herrado en colocar mas juegos de fogueos que entrenamientos en los últimos 6 meses.
¿Cuales lineas? ... Faltan Competencias.
Nuestros chicos no tienen "contra quien jugar en competencias que les permita desarrollar carácter  interés de grupo, humildad, metas de corrección y limita oportunidades de mostrar sus talentos".
Las lineas correctas se fundamentan en lograr objetivos específicos que permitan reconocer la dimensión del talento, de la mano de colocar los talentos individuales a disposición del grupo.
Victor, Nelson, los Carlos, Michel, Luis y Richerson son la representación genuina de los desarrollado anteriormente.
Son en su naturaleza un grupo super especial que ha aceptado trabajar para mejorar en todo sentido. 
No son perfectos (si lo fueran no existieran entrenadores), pero disfrutan y aman lo que hacen: jugar baloncesto.
No son los únicos Village y jugadores de Ocoa y el país en esa edad, pero tienen en común su amor por el baloncesto que en definitiva es lo mas importante; sus ganas de superarse, un talento extraordinario que han ido colocando a disposición uno del otro ... y tienen en común 16, 17 y 18 años, por tanto la necesidad de madurar, requieren adquirir la fortaleza mental que el talento requiere para cumplir la responsabilidad que ser talentoso le pone en sus manos: SER EJEMPLO.
... Pero también la exigencia infinita que requiere todo talento: Oportunidad.

La foto presenta a los 16-18 de la actualidad que de algun modo han aceptado el reto de mejorar trabajando reconociendo que "hay que trabajar duro"; los que estan rumbo a... y en la parte posterior los ya en la edad en que se entienden o no se entienden las "cosas".

La fuerza mental es parte del entrenamiento. 
Se requiere reconocimiento del respeto y disciplina.
Reconocer que a un cuando no tenemos la razón hay autoridades superiores que toman decisiones que no tenemos forma de cambiar y de querer hacerlo violentamente solo pierde nuestro equipo, nosotros mismos y quienes se guían de nuestros pasos.
Los árbitros son los jefes, faraones, reyes, presidentes, primeros ministros del juego de baloncesto. 
Su papel tiene una linea de justicia que deben asumir, sin embargo en el juego no tienen autoridad superior.
Podría haber fiscalización mediante videos, fotos, ... asumir que esta asustado o vendido, pero en el momento es el JEFE del partido.
El papel del jugador es; JUGAR. 
Dejar las complicaciones al cuerpo técnico. A un teniendo la razón debe asumir la responsabilidad de controlar sus emociones sin perder nunca la perspectiva.
¿Es fácil esa labor? 
No.
Pero es una labor de aprendizaje conjunto que debemos asumir y que en mi caso como entrenador y seguidor del baloncesto debo asumir: MAS DIVERSIÓN, MENOS PRESIÓN.
Es decir cero complicaciones con árbitros  mas conocimiento de juego en conjunto e importancia del sacrificio. No es tarea fácil pero posible.
De generación en generación la situación ha sido posible con reducidos grupos, es una de las razones por la que estoy contento de ser un entrenador de linea ruda, defensiva y de especificar los fallos en los juegos.
El baloncesto se trata de un cambio de conducta para bien; es la transformación de mentes para vivir y disfrutar de lo mejor de cada instante de vida útil.
Tener 16, 17, 18 años no es problema, siempre que los chicos estén dispuesto a aprender en diversión y el entrenador tenga la paciencia de mantenerse firme en la búsqueda de un cambio de conducta para bien a través del baloncesto y que entiendan que TENER TALENTO ES TENER LA RESPONSABILIDAD DE SER EJEMPLO, ... y el placer de divertirse haciendo lo que les gusta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario