sábado, 27 de octubre de 2012

SAN FRANCISCO: CON UN PICHEO Y DEFENSA GIGANTE ... UN BATEO ADECUADO


Por Guillermo Celis
SAN FRANCISCO -- Aficionados y Fanáticos al "Rey de los Deportes": los Gigantes se han estacionado a la mitad del camino en la búsqueda del título pero, a diferencia del primero juego de la Serie Mundial, ahora la clave no fueron los batazos de largo metraje de Pablo Sandoval, ya que sacaron la victoria gracias al pitcheo y al aspecto que muchas veces pasa desapercibido: la gran defensiva.
Un duelo de ceros entre los abridores Doug Fister y Madison Bumgarner que se rompió hasta la séptima entrada cuando los locales anotaron en rola para doble matanza deBrandon Crawford, pero que en realidad quedó definido en el segundo inning, cuando la maquinaria defensiva de San Francisco funcionó a la perfección para poner out en home aPrince Fielder, que intentó anotar desde primera base, sin outs, en batazo al izquierdo deDelmon YoungGregor Blanco, el relevo de Marco Scutaro y el toque en home de Buster Posey, impidieron que Detroit tomara ventaja en la única gran oportunidad que tuvieron los felinos de anotar en toda la noche.
Bumgarner fue despejando poco a poco las dudas que había en cuanto a sus mecánicas, los relevos de Santiago Casilla y Sergio Romo funcionaron a la perfección, de acuerdo al guión, y las dificultades del bullpen de Jim Leyland continuaron, cuando Drew Smyly no pudo evitar que anotara la carrera que heredó de Fister y luego permitió una más gracias a su descontrol, pues llegó sin que los Gigantes conectaran de hit.
Leyland se "atrancó" sin jalar del gatillo para traer a Octavio Dotel, le dio vida extra a Smyly y pagó el precio con una segunda carrera que, ya a esas alturas del juego, resultó una losa pesadísima de la que los Tigres nunca se pudieron recuperar.
Regresar a casa ahora no es suficiente. Los felinos necesitan que despierte una ofensiva que ha estado absolutamente silenciada y a la que, ya es un hecho, le perjudicó muchísimo el largo descanso antes de iniciar el Clásico de Otoño. Miguel Cabrera y Prince Fielder se fueron en blanco, solamente Delmon Young con doblete y Omar Infante con infield hit lograron indiscutibles ante los serpentineros locales y si no reaccionan de inmediato, será demasiado tarde.
Bruce Bochy sigue dando cátedra de cómo manejar en postemporada. Cuando todos pensábamos que guardaría a Tim Lincecum para venir a relevar si Bumgarner se metía en problemas en el segundo de la serie, contestó utilizándolo en el primero, y para el jueves, cuando su abridor tuvo suficiente, utilizó a Santiago Casilla como el perfecto puente hacia Sergio Romo.
La Serie Mundial se reanudará el sábado con un clima gélido en la "Ciudad del Automóvil", pero dependerá de la ofensiva de los Tigres el que ese frío no cale tanto en los aficionados, y que el equipo se mantenga con vida en la única misión que por ahora tienen clara: hacer que la serie regrese a San Francisco.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario