martes, 16 de octubre de 2012

RICHERSON, OLIVER Y PAULU GUIAN TRIUNFO DOMINICAL: RAY ALLEN Y LEBRON ¿PAREJA PERFECTA?

Richerson Arias encesto 17 puntos, dio 5 asistencias y tomo 3 rebotes para junto a 18 puntos por cabeza de Oliver Arias y Juan Paulu vencer 74-65 ante los capitaneados por Luis Pujols que termino con 18 puntos.
Se jugo en el Liceo.
Nelson Arias en una mañana de 9 rebotes, termino con 12 puntos.
Por los caidos en batalla Maikel Tejeda -minino- encesto 12, Bryant Arias 13 puntos y Virin Brache colo 8.
Pi Arias consiguió 9.
Por el equipo de Ric, Oviesel Baez aporto 4 y Raymond Calderon consiguió 6.

James y Allen: ¿La pareja perfecta?

www.nba.com
Los entrenamientos en este nivel continúan en vista de la organización del Invernal de Baloncesto para lo cual se esta buscando apoyo.
Cuando restaban cuatro minutos del tercer cuarto del choque que ganaron los Miami Heat 94-80 sobre Los Ángeles Clippers el pasado jueves, LeBron James tomó el balón en el poste alto y realizó la jugada de pantalla y desmarque con Chris Bosh.
Bosh se fue hacia el aro y Jamal Crawford, quien estaba defendiendo a Ray Allen en la esquina izquierda, dio un paso hacia el área pintada. Allen se acomodó desde el costado, mientras que James lo encontró abierto con un pase elevado al que Crawford no logró llegar. Entonces Allen encestó tranquilamente su tercer triple de la noche.
Entonces fue cuando pude realizar algo muy fuerte. Ray Allen, el lanzador de triples más prolífico en la historia de la NBA, está en el mismo equipo de LeBron James, el mejor jugador del mundo.
No es solamente el hecho de que Allen sea un gran lanzador. Es también que nadie se mueve tan bien como él sin el balón. Él te supera con las jugadas de pantallas, sabe leer las defensas y encontrar sus lugares. Si le quitas el ojo de encima un segundo quedarás rogando a que su tiro no entre al aro.
Y no es solamente que James sea el mejor jugador del mundo. Es también que es brillante y un gran pasador. Él lee las defensas muy bien y es capaz de encontrar al compañero de equipo abierto cuando un defensa extra busca ayudar a quien tiene el balón.
Entonces, aunque ustedes no van a poner a Allen por delante de Dwyane Wade en sus rankings de guardias lanzadores, él encaja mejor con James. Y, claro, tres puntos son más que dos.
Ethan Skolnick, periodista del Palm Beach Post, escribió ayer acerca de la relación que hay dentro de la cancha entre James y Allen…
Mientras que Dwyane Wade, quien se está recuperando a un ritmo lento de una pequeña cirugía en la rodilla, es esperado para jugar pocos minutos y potencialmente salir desde el banquillo en el inicio de la campaña, posiblemente Allen tendrá algún tiempo junto a LeBron James y el resto de los titulares.
Así sucedió el domingo en Atlanta, donde hubo algunas secuencias al final del primer cuarto en las que James y Allen comenzaron a mostrar signos temibles de simbiosis, asistiéndose el uno al otro en posesiones consecutivas hasta anotar.
Cada uno ha prometido que no tomaría mucho tiempo para lograr una buena conexión, pues James sabe distinguir el duro camino de adaptarse con un jugador similar y habilidoso como Wade y un camino más cómodo con un hombre que lo complementa como Allen.
“Es un poco diferente para mi jugar con un compañero de equipo nuevo cuando él hace algo diferente a lo que hago (yo)”, afirmó James. “Cuando han llegado buenos lanzadores o jugadores como Ray en el pasado, me he podido ajustar a eso. Porque yo sé donde están, sé donde quieren el balón y soy capaz de darles lo que necesitan”.
La idea es que James y Allen se hagan mejores el uno al otro. James le dará a Allen más tiros abiertos y Allen le dará James más espacios para penetrar o jugar en el poste alto. Es un concepto muy simple.
Pero hay algo interesante, pues en sus dos campañas como jugador de los Heat, los compañeros de equipo de James han lanzado mejor desde larga distancia con él fuera de la cancha.
Al inicio de la primera ronda, el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, habló acerca de la “relación simbiótica” entre sus jugadores de ataque y sus lanzadores. Y terminó siendo bastante profético.
En la postemporada del 2012, los compañeros de equipo de James acertaron 122 de sus 307 lanzamientos (el 39,7 por ciento) desde la zona de tres puntos cuando estuvo en la cancha. Cuando estaba en el banco de suplentes, ellos acertaron apenas 13 de sus 60 (21,7 por ciento) de sus tiros a larga distancia.
Shane Battier y Mario Chalmers fueron los principales beneficiados con la presencia de James. Cada uno acertó más del 40 por ciento de sus tiros a larga distancia con James en la cancha y entre ambos se combinaron para acertar apenas 3 de sus 32 triples cuando el MVP estaba en el banquillo.
Todavía falta ver si James puede jugar una temporada completa con el estilo que utilizó en los playoffs del año pasado. De cualquier manera, él es el mejor jugador de la liga, pero si sigue atacando la pintura y limitando sus propios lanzamientos, él creará más disparos libres para sus propios compañeros de equipo.
Y Ray Allen es un hombre que sabe tomar ventaja de cualquier espacio extra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario