martes, 24 de abril de 2012

JUEGOS OLIMPICOS: ESCENARIO DE LUCHAS POR LA IGUALDAD Y BÚSQUEDA DE SUPERACIÓN

Jesse Owens de ascendencia africana, piel negra y nacido en norteamerica gano 4 medallas de Oro en Berlin 36.
Los juegos que Adolfro Hitler habia ideado para consolidar la propaganda Nazi, Owens a quien la idea de raza aria consideraba inferior, demostró superioridad atlética entre banderas esvastica y brazos que saludaban la ideologia que desembocaría la Segunda Guerra Mundial.
Hitler contemplo como Jesse Owens nacido en Ohio, imponía record ganando 100 metros, 200 metros, salto largo y 4x1000, en un record que duro hasta 1984
Todo comenzo con una carrera de 200 metros.
Tommie Smith gano la prueba en 19,83 segundos, detras llego el australiano Peter Norman.
El tercero John Carlos, Smith  Carlos eran parte del equipo de Estados Unidos, pero representaban algo mucho mas grande. Ambos integraban el Proyecto Olimpico por los Derechos Humanos, un movimiento de deportistas afroamericanos que llego a plantear el boicot a los juegos.
Al final se decidio competir y aprovechar la exposicion para pedir el fin del racismo en su pais.
Subieron al podio descalzos para representar la pobreza de su etnia, Smith se colgo un pañuelo negro como muestra de orgullo por su color de piel y Carlos uso un collar de cuentas en memoria "de las personas que fueron linchadas o asesinadas",
Invitaron a Norman a sumarse a la protesta y el australiano uso tambien el logro del Proyecto Olimpico.
Al sonar el himno, Smith y Carlos bajaron sus cabezas, no habia alegria sino dolor, levantaron sus brazos en el tradicional saludo del Black Power.
Impacto esa imagen en los Olimpicos. 
Abucheos y aplausos se mezclaron en el aire.
"Si gano soy americano. Pero si hago algo malo, soy un negro", dijo Smith.
Tal expresion recorrio el mundo.
El COI expulso a Smith por esto. Regreso junto a Carlos a su pais y se les margino del atletismo
Amenazados, sufrieron el mismo racismo de antes.
En Munich 72, la Federacion de Norman lo veto. 
En 2003 se le hizo un homenaje desvelando una estatua en su honor.
En el 2008, el sobrino de Norman estreno un documental para recordar este gesto heroico.

Cuando el etíope Abebe Bikila fue a buscar las zapatillas con las que debía correr la maratón de los Juegos Olímpicos Roma 1960, al proveedor oficial de calzado del evento le quedaban pocos pares. Se probó los que había y ninguno le iba cómodo. Eso fue suficiente para que Bikila, integrante de la guardia imperial de su país, se decidiera a dejar de lado el protocolo y disputar la carrera tal cual había entrenado para ella: descalzo. Ya en el maratón, y mientras el público observaba asombrado al corredor sin calzado, el etíope comenzó a pasar competidores en busca de la camiseta número 26. Su entrenador le había dicho que quien vestía esa remera era el marroquí Radhi Ben Abdesselam, el máximo favorito a la victoria. Cuando alcanzó a quien parecía marchar líder, Abebe vio que tenía la 185. Era Ben Abdesselam, quien se había puesto un número distinto al que le habían asignado. Pero Bikila no lo sabía y supuso que, entonces, debía haber alguien más adelante. Por eso, cuando se acercaba el final aceleró. Tanto, que al cruzar la meta rompió el récord mundial. Se convirtió en el primer atleta negro en ganar un oro olímpico representando un país africano. Le preguntaron por qué había corrido descalzo. "Yo quería que el mundo supiera que mi país, Etiopía, ha ganado siempre con determinación y heroísmo", respondió. Volvió a quedarse con la maratón en Tokio '64 para convertirse en el primer atleta en ganar la prueba en ediciones olímpicas consecutivas. Irónicamente, un accidente automovilístico lo dejó parapléjico a los 37 años y debió desplazarse el resto de su vida en silla de ruedas. La película El atleta, basada en su vida, se estrenó en 2010.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario