domingo, 13 de noviembre de 2011

SIN RAZONES PARA TEMER: LOS HEAT TIENEN TALENTO GARANTIZADO PARA RATO "PESE LOCKOUT"

Por Tom Haberstroh
ESPN.com
¿Acaso algunos dueños están intentando pegar al Miami Heat por su barullo del verano de 2010? Así es como varios observadores interpretan la continua irresolución, un punto de vista incentivado por el dueño del Heat, Micky Arison y sus condenados tweets del mes pasado.
¿Porqué los dueños conspirarían para hacer semejante cosa? La palabra celos se me viene a la mente. En un chasquido de dedos, el Heat logró lo que cualquier organización mataría por hacer: construir a un contendiente de campeonato perene en los confines del espacio presupuestario. Este fue un golpe doble para los demás equipos. Al cerrar a tres estrellas en LeBron JamesDwyane Wade y Chris Bosh, el presidente del Heat, Pat Riley no solo juntó las piezas de una dinastía sino que también mantuvo a esas estrellas lejos de otros.
Si algunos equipos sienten que no pueden evitar que el Heat gane un título en la cancha, quizás sientan que pueden hacer algo fuera de la cancha. La verdad es que ningún equipo está más preparado para construir una dinastía que el Heat. Y si esta temporada queda eliminada gracias al lockout, sera un desfile menos por Biscayne Boulevard que otros equipos tendrían que soportar.
El Heat estuvo a dos victorias o quizás dos performances promedio de LeBron James de llevarse el trofeo Larry O'Brien la temporada pasada. En vez, los arremetedores Dallas Mavericks fueron quienes se bañaron en champagne helado. Aunque el Heat era considerado el favorite a ganarlo todol,la temporada debut del Big Three de Miami terminó sin un título.
De todas maneras, a pesar de que se quedaron cortos la temporada pasada, serían favoritos nuevamente en el segundo año. Miren alrededor de la liga y verán que la incertidumbre nubla el future inmediato de los demás contendientes.
La ventana por el título de los Mavericks se cierra dramáticamente si no pueden traer de regreso al defensa Tyson Chandler, un panorama que Chandler mismo admite sería casi inevitable si la actual propuesta del CBA es aceptada. Los Lakers respondieron a la vergonzosa barrida de las semifinales de la Conferencia Oeste, contratando un nuevo staff de entrenamiento. Los Chicago Bulls y Oklahoma City Thunder, si bien talentososd, son liderados por jugadores que apenas tienen la edad para beber alcohol.
Pero el Heat tiene una fundación sólida que cuenta apenas con pocas piezas. El Big Three regresará. Ese hecho aislado pone al equipo por sobre el resto de los contendientes, considerando que el trio consiste de dos candidatos a MVP y a un seis veces All-Star. Mike Miller y Udonis Haslem podrían ver al lockout como una bendición encubierta ya que se están recuperando de cirugías de temporada baja y ahora no tendrán que arriesgar apurarse a volver a entrar a la cancha. Aunque Joel Anthony podría no encajar en ninguno de los restantes 29 equipos en la NBA, el defensor de bajo uso volverá a dar a los oponentes dolores de cabeza. (Sólo pregúntenle a Kevin Garnett y a los Boston Celtics.)
Las interrogantes en torno al Heat se mantienen en la periferia. Mario Chalmers podría juntar más dinero en cualquier otra parte como agente libre restringido, pero todo indica que regresará a la única franquicia para la que ha jugado. En otra parte, James Jones se salió de su contrato, Zydrunas Ilgauskas se retiró y el agente libre Mike Bibby quizás no se vuelva a recuperar profesionalmente de su desastre de playoffs de la temporada pasada. El Heat es increíblemente Delgado en la posición de centro, y aunque poco probable, podrían entrar a la temporada del 2011-12 con el novato Norris Cole como armador titular.
Pero siempre y cuando el Big Three se mantenga estable, el Heat será contendiente por el campeonato, sino el favorito. Cuando el Big Three estaba en la cancha, el Heat vencía a los oponentes por 575 puntos, el diferencial más grande de cualquier trío en la NBA la temporada pasada. Arrasaron con sus primeros tres oponentes en los playoffs aunque Bibby, quien era su titular tenía la postemporada menos productiva de la historia estadísticamente, por no mencionar la falta de contribuciones de su cuarto y quinto mejor jugador Haslem y Miller.
El Heat no se va a ninguna parte. El Big Three está bajo contrato con el Heat hasta el 2015-16 con dos años de validez de opciones de jugadores. Haslem, Anthony y Miller tienen cuatro temporadas restantes de sus contraltos de cinco años que firmaron en el verano del 2010. El juntar esa colección de talento en una temporada es una diferencia abismal con respecto al resto de los equipos. ¿Pero juntar esa colección de talento por varios años? Es casi injusto.
Al ver cuán fuerte está posicionado el Heat hacia el futuro, miremos de cerca a su rotación en comparación al resto de la liga. Usando la métrica de John Hollinger (EWA) para medir el talento, el Heat tiene un total de 56.5 victorias por sobre el reemplazo de la temporada pasada para regresar, con la mayor parte de esa suma marcada por el Big Three. Es un tope para la liga, mientras que el Oklahoma City Thunder se lleva el segundo puesto con 53.3 victorias. Nota: Esta medida no incluye el talent de Novato, ya que no han marcado una cifra EWA en la liga aún.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario