jueves, 1 de septiembre de 2011

JHONNY CUETO: ¿TIENE ARGUMENTOS PARA OBTENER EL CY YOUNG EN MLB?

Por Alden González / MLB.com
En una liga dominada por los lanzadores, dentro de otro "Año del Pitcher", es bien difícil elegir al mejor.
La efectividad cumulativa de la Liga Nacional lleva un ritmo para ser la mejor desde 1992, y el porcentaje de embasarse en el Viejo Circuito sería el más bajo desde ese mismo año.
A la hora de señalar quién o quiénes merecen ser el Cy Young del 2011 en la Nacional, surgen algunos nombres que se destacan del montón.
Cliff Lee lleva 15 victorias y efectividad de 2.59, mientras que Cole Hamels encabeza la Nacional en WHIP (boletos más hits por innings lanzados), pero ambos son víctimas de integrar la misma rotación que la máquina de pitcheo que se llama Roy Halladay. Ian Kennedy está empatado por el liderato en victorias, pero Clayton Kershaw-el otro lanzador con 17 triunfos-tiene mejores números en sentido general.
Tim Lincecum, Jair Jurrjens, Matt Cain y el mexicano Yovani Gallardo están teniendo grandes temporadas. Pero la verdad es que es difícil hacer argumentos a su favor para el Cy Young.
Si no pasa nada inesperado, esta lucha debe de ser entre el Cy Young del 2011, Halladay, Kershaw y un candidato que pocos han mencionado: el dominicano Johnny Cueto.
Johnny Cueto 
Cuando se trata del quisqueyano, hablamos casi exclusivamente de su promedio de carreras limpias admitidas. ¿Cuánto vale eso? Su ventaja es grande en dicho departamento, pero una carga limitada ha convertido eso en prácticamente su único argumento.
Cueto lleva efectividad de 2.05, la mejor entre los lanzadores que califican y por mucho la más brillante de la Nacional. La segunda mejor le pertenece a Kershaw, con 2.45.
Es una gran diferencia y eso podría ameritarle una oportunidad de ser elegido. ¿Pero será suficiente para recompensar el hecho de que ha lanzado casi 60 entradas menos que Halladay o Kershaw, luego de empezar la temporada en la lista de lesionados? A esta altura de la campaña lleva menos de 10 victorias y 100 ponches.
Vale señalar que sólo la mitad de los 10 líderes en efectividad desde el 2005 ha llegado a ganar el Cy Young. Pero desde el 2000, apenas dos abridores-el dominicano Pedro Martínez en el 2000 y Rogers Clemens en el 2005-han terminado con PCL mejores que el de Cueto ahora mismo.
Se puede hacer el argumento de que Lee, Hamels y Kennedy han tenido mejores años en sentido general. Pero nadie los separa de Halladay y Kershaw. Pero la EFE de Cueto sí lo hace. Estará por verse si eso será suficiente.
Clayton Kershaw 
Si ves esto como una lucha de dos entre Kershaw y Halladay, surge una interrogante importante: ¿qué tan importante es el hecho de lanzar por un equipo contendiente?
Aparentemente no es crucial, cuando se toma en cuenta que siete de los últimos 12 ganadores del premio tiraron en equipos que no fueron a la postemporada.
Tal vez Kershaw se vea mejor si uno lo ve de esta manera: sin importar el récord por debajo de .500 de los Dodgers, han encontrado la forma de igualar la mayor cantidad de victorias en la Nacional, y está en la cima o cerca de ella en básicamente todos los departamentos de pitcheo. Está primero en ponches (212) e innings lanzados (198.2), segundo en efectividad (2.45), WHIP (1.02) y Victorias Por Encima del Reemplazo (Wins Above Replacement, WAR (5.8) y empatado por el segundo lugar en juegos completos (cinco).
En sus últimos 28 episodios, Kershaw ha permitido apenas dos carreras--¡dos!-a la vez que ha ponchado a 28 bateadores y ha otorgado sólo cinco bases por bolas.
El zurdo de 23 años tiene otra cosa a su favor: tres de sus últimas cinco aperturas están programadas contra los Gigantes y los Padres, que tienen dos de las peores ofensivas de Grandes Ligas.
Roy Halladay 
Los números de Halladay y Kershaw son similares. Ahora la pregunta es si, con su condición de "campeón defensor" del premio, otro tiene que quitarle el galardón de manera contundente.
Desde hace unos años, Halladay ha sido el estándar, el que uno quisiera en el montículo más que cualquier otro si se trata de ganar un solo juego. El año pasado fue reconocido como el segundo Cy Young de su carrera. Podría estar en medio de algo similar a lo que hicieron Greg Maddux (Cy Young de la L.N. de 1992 a 1995), Randy Johnson (1999 al 2002) o Roger Clemens (tres premios de 1997 al 2001).
No hay razón para pensar que no lo merecerá.
Tiene efectividad de 2.47, con una victoria menos que Kershaw y un ponche menos por cada nueve entradas (8.74 vs. 9.6). Pero Halladay encabeza a los abridores de la Nacional en WAR (7.2), proporción de ponches y boletos (7.64) y juegos completos (siete) por un equipo de los Filis que presumen el mejor récord de Grandes Ligas.
Si se mantiene la rotación de Filadelfia, Halladay terminará la temporada contra los Marlins, Cerveceros, Astros, Cardenales y Nacionales, respectivamente.
Tendremos que ver cada salida para tener una mejor idea de quién llevará el carril de adentro para el Cy Young.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario