martes, 7 de junio de 2011

AL HORFORD: "GRACIAS A MI MADRE SOY MEJOR JUGADOR Y PERSONA... ELLA ME EXIJIO SER MEJOR"




Ella me lo dejó claro desde el inicio: Si yo iba a jugar basketball, tendría ser bueno. 

Si fuera por mi madre, yo sería un jugador de beisbol. Recuerdo muy bien esto: cuando yo cumpli seis años, lo primero que me regaló uno guantes y me dijo que ella quería que yo jugara beisbol. 
Y comenecé, pero al poco tiempo yo sabía que lo mio era el baloncesto. Ella se molestó un poco, pero luego dijo “Si vas a jugar baloncesto, quiero que seas uno de los mejores jugadores allá fuera. Tienes que salir a buscar el más alto nivel”. 
Esta idea, que si iba hacer algo, siempre tenía que sacar lo mejor de mi y ser el mejor, siempre ha estado dentro de mi hasta el día de hoy. Y ya que se acerca el día de las madres, solo quiero decir, gracias mi madre Arelis Reynoso. Gracias por enseñarme a que nunca me debía compromter o aceptar algo y conformarme con eso. Gracias por siempre darme apoyo durante todos estos altibajos de mi vida. Y gracias por dejarme jugar baloncesto. 
Creo que ella es feliz ahora con ver como ha salido todo. 
Pero que camino ha sido el que tenido que pasar para llegar aquí. Por mucho tiempo, creciendo en la República Dominicana, solo fuimos los dos. Mis padres se separaron cuando yo era muy joven, y mi padre, el primer Dominicano en jugar en al NBA en la historia de la liga, hizo su carrera en los Estados Unidos. Mientras tanto, mi madre y una parte de mi familia me criaron y me formaron antes de que yo llegara a Estados Unidos para estudiar la secundaria. 
Fue una gran experiencia, porque ella siempre estuvo a mi lado. Siempre hicimos todo juntos, y me hizo madurar mucho más rápido porque cuando vives con una madre soltera, todo queda en perspective. Luego, a su lado, yo siempre traté de apoyarla como hijo y al mismo tiempo como hombre, como padre, como miembro de nuestra familia, es una de las grandes razones por las cuales yo siempre me siento como orientado hacia la familia. 
También fue muy divertido ser su hijo. Ella trabajaba en un medio de deprotes, así que tuve la oportunidad de conocer a grandes beisbolistas cuando era niño. Mirándola a ella, vi el negocio desde una luz diferente, en vez desde el lado deportico, como ahora, fue en lado de los medios de comunicación. Aprendí como apreciar y respetar a los medios y ese tipo de cosas y lo importante que es compartir buen tiempo con ellos. Ellos son la voz para los fans y la audiencia, así que es muy imporntante enteder eso y su responsabilidad. 
[Nota del editor: Al, estudiante de telecomunicaciones de la Universidad de la Florida, fue el primer jugador de la liga, en co-dirigir una noche de programación en Atlanta para en los estudios de NBA TV. ] 
Luego me mudé a los Estados Unidos para vivir a lado de mi padre y estudiar en la secundaria, y eso fue algo muy difícil para mi madre. Pero ella no es alguien que se puede quedar alli sentada tranquila y sin tratar de cambiar las cosas. Así que dejó su trabajo en República Dominicana y se mudó a Philadelphia, para poder estar cerca de mi. Y cuando los Hawks me seleccionaron ella se mudó Atlanta también. 
Ahora, es increible tenerla alrededor mio. Ella puede ir a ver los juegos, y si quiero alguna de las delicias de comida que ella prepara o solo pasar un tiempo con ella y mi familia, están muy cerca de mi. Me siento afortunado de que ella pueda vivir cerca. Nosotros de verdad tratamos de aprovechar el máximo de tiempo para estar juntos. 
Pero por encima de todo, me siento afortunado de tener a mi madre en mi vida. Hemos pasado por cosas malas y buenas, pero siempre hemos estado juntos – y soy muy afortundado de tenerla a mi alrededor hasta el día de hoy. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario