sábado, 26 de febrero de 2011

VETERANOS BOSTON APOYAN NOVATOS COMO IGLESIAS

Por Peter Gammons
El prospecto de los Medias Rojas José Iglesias jamás había sido entrevistado en inglés por una cadena de televisión y estaba nervioso.
"¿Qué tal si me preguntan acerca de completar una doble matanza y yo respondo con, 'me gusta mucho Miami?' Voy a lucir tonto", comentó el cubano.
En cuestión de minutos, el campocorto actual de Boston, el venezolano Marco Scutaro, estaba junto a Iglesias, caminando con el novato hacia el sitio donde se llevaría a cabo la entrevista.
"No necesita que le sirva de intérprete; habla un inglés muy bueno", dijo Scutaro. "Pero ésto nunca lo ha hecho. Es muy inteligente y orgulloso y si estoy con él, disponible para ayudarlo si se pone nervioso, todo le saldrá bien".
Durante los 20 minutos que duró la entrevista, Iglesias necesitó ayuda en una ocasión y ahí estaba Scutaro para brindársela.
"Desde el momento en que llegué a los entrenamientos, personas como Marco y Dustin Pedroia han estado disponibles a diario para ayudarme", dijo Iglesias. "Me ayudan a entender cómo los Medias Rojas cortan los disparos y hacen las jugadas con corredor atrapado y me dan consejos acerca de cómo manejarlo todo. Es como si hubiese firmado con una familia".
"Debes sentirse orgulloso", le dijo Scutaro al novato. "Lo hiciste muy bien. Vas a ser grande en Boston y hoy diste un gran paso".
En una ocasión durante los entrenamientos del 2010, Pedroia le estaba enseñado a Iglesias cómo los torpederos de Boston cortan los disparos en el jardín central.
"Ahora estás con los Medias Rojas y aquí, yo soy Fidel Castro", bromeó Pedroia.
En estos entrenamientos, Iglesias luce mucho más fuerte tras pasar la temporada baja entrenando en Miami, en ocasiones con el antesalista de los Yankees, Alex Rodríguez. El padre de Iglésias, un ex coronel del ejército cubano, se ha reunido con él en Miami y su primogénito, José, tiene semanas de nacido.
En lo que va de los entrenamientos, Iglesas le ha servido de mentor a su compatriota Juan Carlos Linares, quien desertó a los Estados Unidos el año pasado.
"Todos aquí me han ayudado", dijo Iglesias. "Ahora, quiero ayudar a Juan Carlos".
Linares, de 26 años, asistió a la misma academia que el inicialista cubano de los Angelinos, Kendry Morales, y el estelar de la pelota cubana, Yulieski Gourriel, quien es primo de Iglesias.
"Hay una cultura interesante aquí", dijo el zurdo Jon Lester. "Te gustaría pensar que así es en la mayoría de los equipos, pero creo que aquí es algo diferente".
Adonde quiera que vaya el receptor veterano Jason Varitek - sea a las jaulas de bateo o al bullpen - también va Jarrod Saltalamacchia. De la misma manera en la cual Scutaro está consciente de que Iglesias podría quitarle su puesto en un año, Varitek dijo, "No se trata de mí; se trata de que ganemos".
Saltalamacchia sabe que cuando Víctor Martínez fue canjeado a los Medias Rojas en el 2009 y se adueñó del puesto de Varitek, el venezolano habló maravillas del tiempo que Varitek dedicó a ayudarle a entender a los lanzadores y las estrategias para los partidos.
"Jason es mi amigo, mi mentor, mi guía y mi coach", dijo Saltalamacchia. "Siento que aquí hay un enorme sentido de lo que significa ser un compañero. Creo que la mayoría de los jugadores consideran que eso se lo deben a Jason Varitek".
Darnell McDonald le dice a Mike Cameron "Tío Cam"; cuando Cameron comenzó a tener problemas físicos el año pasado, McDonald asumió su puesto.
Ryan Kalish también habla bien del trato que recibió cuando fue convocado a la Gran Carpa el 1ro de agosto.
"Kevin Youkilis, Dustin Pedroia y Cameron todos vinieron donde mí y me ofrecieron cualquier consejo que necesitaba", dijo el jardinero.
Lester ha seguido los pasos de Josh Beckett durante varios años y en estos entrenamientos, sacó tiempo para darles un consejo a los lanzadores jóvenes.
"La gente de Boston entiende el deporte", dijo. "Le dan mucha importancia, pero no aceptan excusas. Si quieres tener éxito en Boston, más te vale ser responsable".
"Tenemos algunos muchachos que son jóvenes, pero fiables, confiables, responsables y muy sólidos", dijo el manager Terry Francona. "Esta es una cultura de los jugadores. Estoy viendo a Lester y a Daniel Bard madurar hasta convertirse en jugadores fundamentales y es muy emocionante".
Bard, quien tuvo serios problemas con su control en el 2007, ahora se encuentra junto al zurdo Andrew Miller, su ex compañero de cuarto, quien ha sido uno de los temas a seguir en los entrenamientos de los Medias Rojas.
"Nos gustaría pensar que creamos esta cultura a propósito", dijo el gerente general Theo Epstein. "Pero la verdad es que nuestros escuchas, y empleados como (el psícologo) Bob Tewksbury, han jugado papeles claves para construir esto. Allard Baird hizo un trabajo extraordinario dejándonos saber que Carl Crawford era exactamente el tipo de persona que queríamos en nuestras filas".
Por su parte, el próximo año, Iglesias podría quedarse con el puesto de Scutaro, pero el cubano aún tiene camino por recorrer.
"Todos aquí queremos que este muchacho sea una estrella", dijo Scutaro. "Todos aquí hemos necesitado ayuda. Que no se les olvide".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario