sábado, 19 de febrero de 2011

TONI DISLA CAE ANTE EL CANCER

Enterrado de tan lamentable noticia, siento la obligacion de compartir con todos

la tristeza que hoy me embarga.

Se trato de un ser humano muy especial que dedico su corta existencia a trabajar

sin descanso por el deporte, especificamente por el baloncesto.

Paz a sus restos, mucha resignacion a sus familiares, amigos y relacionados.

Son nuestros sinceros deseos.


Fueron sepultados ayer, en el cementerio Cristo Redentor, los restos del entrenador de baloncesto Tony Disla.
El dirigente falleció ayer, luego de padecer un cáncer por varios años.
Su cadáver fue velado en la Funeraria Savica, a donde asistieron familiares, amigos y dirigentes deportivos ligados al baloncesto

Llevó a los clubes San Carlos (1997) y Villa Francisca (2002) a ganar la corona en el torneo de baloncesto superior del Distrito Nacional.
Su último trabajo en el baloncesto superior capitalino fue con el club Bameso, al cual llevó a una sorpresiva clasificación para la serie semifinal en su debut en esa justa en 2009.
Perdió la semifinal en el máximo de cinco juegos frente al eventual campeón del torneo, el club Rafael Barias.
Al último equipo que llevó al campeonato fue al presuperior de San Carlos, en 2009, frente al Bameso, en una serie final que se extendió al máximo de tres partidos.
Disla también fue dirigente de equipos superiores femeninos.
En una oportunidad fue asistente a coach de la selección nacional femenina (Premundial, 1989, Sao Paolo, Brasil).
Querido por su afabilidad y respetado por sus conocimientos, Disla estaba afectado de serios quebrantos de salud desde el año pasado, cuando por esos quebrantos no pudo dirigir el equipo superior de Bameso.
Licenciado en Educación Física, Disla era profesor de la Escuela del Club Mauricio Báez.
También cursó estudios universitarios de comunicación social.
Trabajó como comentarista de los partidos de la NBA, en Telecable Nacional, y en la cadena del Club San Lázaro, así como en el programa de radio “Deportes Entre Nosotros”, junto al periodista Osvaldo Rodríguez Suncar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario