martes, 22 de febrero de 2011

A-ROD LISTO Y SANO PARA JUGAR: OMAR VIZQUEL "COMO UN NIÑO"

Alex Rodríguez llegó a los entrenamientos de primavera de los Yanquis y pronto estaba hablando de su actividad más significativa de este receso: cómo, en una imagen que se vio en todo el mundo, la actriz Cameron Díaz le daba de comer palomitas de maíz durante el Súper Bowl.
El tercera base de Nueva York, conocido además por haber salido con la actriz Kate Hudson durante la Serie Mundial del 2009, apareció en la televisión con Díaz en un palco de lujo durante la final de la NFL en Arlington, Texas.
"¿Alguien vio el Super Bowl?", preguntó Rodríguez el lunes entre risas.
"Aún no hay ofertas de patrocinio de palomitas de maíz, pero nuestras líneas telefónicas están abiertas", siguió bromeando. "¿A quién no le gustaría que le dieran de comer rosetas de maíz?".
La risa dejó paso rápidamente a un tono más serio cuando la discusión cambió al desempeño en el campo de Rodríguez en los dos últimos años, que se vio afectado después de una cirugía de la cadera derecha en marzo del 2009.
El 13 veces estelar y tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana recibió autorización del doctor Marc Philippon durante el receso para terminar su rehabilitación y reincorporarse a su rutina normal de entrenamiento. El resultado es un Rodríguez más delgado, con casi tres kilogramos (seis libras) menos, que lo dejan alrededor de los 100 kilos (222 libras).
"Es lo más sano que me he sentido en los últimos siete años", dijo el pelotero de 35 años. "Es divertido regresar al trabajo. Tengo detrás de mí un buen invierno de trabajo real, probablemente el primero desde el 2007 ó 2008. Estoy listo para jugar".
OMAR VIZQUEL CON MEDIAS BLANCAS.
Omar Vizquel se puso una sudadera y una gorra en una fría mañana en Arizona y se dirigió a la jaula de práctica de bateo de Chicago.
A sólo dos meses de cumplir 44 años, el venezolano llegó temprano al campo de entrenamiento de los Medias Blancas para prepararse para su 23era temporada en Grandes Ligas.
"Mi padre jugó sóftbol hasta que tenía como 62 años de edad. Ese fue para mí un grandioso modelo a imitar", dijo Vizquel. "Pienso que el metabolismo que tenemos en nuestra familia es bueno. No tenemos obesidad ni nada de eso. Ha sido una familia en bastante buena forma física. Nos alimentamos bien y nos entretenemos con actividades recreativas".
Vizquel no está seguro cuánto tiempo más va a jugar -- está a 201 imparables de los 3.000 -- y señaló que le gustaría convertirse en manager una vez que terminen sus días como jugador. Pero apuntó que probablemente no jugaría hasta los 49 años, como lo hizo Julio Franco.
"Julio jugó una posición que fue más fácil para su cuerpo. Jugó la primera base, fue bateador designado, bateador emergente", recordó Vizquel. "Yo no voy a ser capaz de hacer ese tipo de cosas. Mi trabajo está en el campo jugando la segunda base, la tercera y las paradas cortas. Mis manos son las que me mantienen en el juego durante tan largo tiempo. Lo he dicho cientos de veces".
Cuando el tercera base Mark Teahen sólo jugó 77 partidos la campaña pasada por un dedo fracturado, la versatilidad de Vizquel fue crucial: se convirtió en algo más que un jugador utilitario.
El ganador de 11 Guantes de Oro fue titular en 62 partidos como tercera base, 19 como segunda almohadilla, ocho como campocorto y uno como bateador designado. Tuvo promedio de bateo de .276.
Este año, Vizquel volverá a ser jugador de cuadro utilitario, ya que saludable Teahen y Brent Morel esperan ganar la titularidad de la tercera base. Al comienzo, podría jugar como torpedero -- donde dejó marca como uno de los mejores en la posición -- en especial si el titular, el cubano Alexei Ramírez, tiene malas actuaciones como las de abril pasado.
"Si Omar juega todos los días, no diría que estamos en problemas, porque Omar juega muy bien. Pero creo que es mejor tener a Omar como campocorto, segunda base y tercera base", dijo el manager venezolano Ozzie Guillén, quien tiene 47 años, apenas cuatro más que su jugador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario