martes, 8 de febrero de 2011

GAMMONS DICE SANGRE NUEVA PUEDE SER DIFERENCIA: ADRIAN BELTRE PROVOCA LIO YOUNG-TEXAS

ARLINGTON - El divorcio entre los Rangers y el infielder Michael Young es inevitable.
Young confirmó el lunes que ha exigido un cambio, pero aclaró que la razón no se debía a que había reconsiderado convertirse en bateador designado.
"La suposición en cuanto a que yo había cambiado de opinión y exigido un cambio es una manipulación de la verdad", declaró Young la noche del lunes. "Quiero irme a otro equipo porque he sido manipulado y engañado en este proceso y no voy a tolerar más esta situación".
Jon Daniels, Gerente General y el presidente del club Nolan Ryan dijeron que los Rangers tratarían de acomodar al jugador en alguna posición y que tendría que beneficiarle al club.
"No se ve como un bateador designado a esta altura de su carrera, dijo Ryan.
Sin embargo, Young aclaró que lo sucedido detrás de bambalinas es lo que lo tiene decepcionado, pero dijo que no quería entrar en detalles.
"Eso no es productivo", dijo Young, declinando a dar detalles. "A lo largo del proceso me he comportado con integridad. No me arrepiento de ninguna decisión que he tomado.
Young dijo que no ve cómo las cosas se puedan arreglar amigablemente para que pueda permanecer con los Rangers.  "La verdad no lo creo", dijo Young. "Creo que el cambio es inminente. Lo vergonzoso de esto es que tengo a un excelente grupo de compañeros con los que he crecido y que aprecio mucho. Es una pena que esté pasando esto en lugar de concentrarnos en los entrenamientos de primavera".
El jugador declinó hablar sobre esos ocho equipos pero fuentes allegadas dijeron que se trata de los Yankees, Mellizos, Astros, Cardenales, Padres, Dodgers, Rockies y los Angelinos.
Los Rockies han mostrado el mayor interés por Young, pero un cambio a Denver se ve difícil. Daniels dijo que el club está negociando exclusivamente con los equipos en la lista aunque otros clubes también están interesados en el jugador. A Young se le deben $48 millones por los próximos tres años y eso probablemente será el principal obstáculo para que se consuma un canje.

SANGRE NUEVA PUEDE SER LA DIFERENCIA.
Por Peter Gammons / MLB.com
No cabe duda de que los Filis serán un equipo bastante bueno en el 2011. Contarán con un Chase Utley completamente recuperado, Jimmy Rollins llegará enfocado en demostrar que podrá tener un repunte, y será divertido ver los resultados que traerá una rotación integrada en parte por Roy Halladay, Cliff Lee, Roy Oswalt, Cole Hamels.
Pero Filadelfia, al pasar el tiempo, podría exponer sus debilidades. La partida de Jayson Werth deja una alineación llena de bateadores zurdos. Están llegando a una edad en la que su desempeño puede decaer. Todo eso podría ser opacado por las 800-900 entradas que sus cuatro ases llegarían a tirar, pero no han reforzado su bullpen, de hecho, no tienen a su relevista líder en entradas lanzadas, Chad Durbin.
Y mientras que los Filis han sido la potencia en la División Este de la Liga Nacional durante las últimas cuatro temporadas, vale la pena señalar esto: Llegando de un año en el que una gran variedad de jóvenes llenos de talento ayudaron a olvidar el pasado, el Este del Viejo Circuito se está convirtiendo en una división dominada por la juventud.
Filadelfia tiene uno de esos jugadores en el jardín derecho, Domonic Brown, que en 93 encuentros entre Doble-A y Triple-A mejoró tanto su disciplina al bate que conectó 20 cuadrangulares. Brown es un talento con bastante futuro, poder, velocidad, un fuerte brazo y estatura (6-5, 200 libras). El problema es que también es un bateador zurdo, lo que significaría que tendría que iniciar la temporada compartiendo tiempo de juego con Ben Francisco o John Mayberry, pero posiblemente tenga un gran impacto mientras avanza la campaña.
Jason Heyward y Mike Stanton fueron, junto a Buster Posey, las caras de los jugadores del terreno en el 2010. Estos dos primeros son las principales armas de los Bravos y Marlins, que su desarrollo de talento a un alto nivel podría ser una mayor amenaza de lo que los Filis piensan.
Las capacidades de Heyward, su inteligencia, ética de trabajo y entendimiento del juego se observaron detalladamente el año pasado, y claramente es alguien que no está satisfecho con lo que ha logrado hasta ahora. Al agregar a su mejor amigo, el inicialista Freddie Freeman, que su promedio de .319 y .898 de porcentaje de embasarse con Triple-A Gwinnett fueron extraordinarios teniendo en cuenta que jugó la campaña pasada a los 20 años de edad.
También para acompañar a Tim Hudson y Derek Lowe, Atlanta tiene dos abridores jóvenes de impacto en Tommy Hanson y Mike Minor, que el gerente general Frank Wren no quiso cambiar para adquirir un bate. Craig Kimbrel recetó 40 ponches en 20 2/3 episodios, Jonny Venter 93 en 83 capítulos. A los escuchas les llama mucho la atención Brandon Beachy, Peter Moylan tiene experiencia y adquirieron a Scott Linebrink y George Sherril. Luego en sus rangos bajos podemos observar a los que podrían estar listos más adelante en la temporada: el colombiano Julio Teherán (243 ponches en 239 entradas de Ligas Menores), el dominicano Arodys Vizcaíno (179 ponches en 172 capítulos) y el panameño Randall Delgado.
"Los Bravos están cerca de formar un equipo con un excelente grupo monticular que estaría junto por muchos años", manifestó un gerente general de Grandes Ligas.
La defensa de Atlanta podría tener problemas. Los Marlins también tienen algunas interrogantes: podrá Chris Coghlan hacer la transición al bosque central y podrá Logan Morrison ser el jardinero izquierdo titular. Pero también vale indicar que a nadie le preocupa la producción que el quisqueyano Hanley Ramírez, Gaby Sánchez, Stanton, Morrison y Coghlan puedan traer. La Florida piensa que Matt Domínguez puede ser un antesalista digno de un Guante de Oro que mejorará con su bate.
Ramírez puede ser un jugador élite cuando se enfoca. Morrison podría ser uno de los mejores toleteros en la liga, y lo que ha hecho Stanton es simplemente increíble. A los 20 años tuvo .507 de slugging con 22 jonrones en 100 partidos.
Los Marlins creen que Josh Johnson está cerca de ser el mejor serpentinero en la Gran Carpa, y el venezolano Aníbal Sánchez, Ricky Nolasco y Chris Volstad pueden tener mejores resultados. También creen que al traer de nuevo al puertorriqueño Javier Vázquez a la división en la que se siente más cómodo le ayudará a recuperar la velocidad que perdió el año pasado.
Los Nacionales tienen a Werth y Ryan Zimmerman y ahora ascenderán al venezolano Wilson Ramos y Danny Espinosa.
Han agregado a LaRoche. Al pitcheo le faltaría dos años para mejorar, pero tienen dos jugadores y personalidades franquicia en Stephen Strasburg y Bryce Harper, que su tiempo de juego juntos en la capital podría comenzar en el 2012.
Los Mets por ahora pasan por un momento oscuro, aguas que nunca habían navegado. Pero su sistema de Ligas Menores les dio al inicialista Ike Davis y sabiamente están dejando que el dominicano Jenrry Mejía y el venezolano Wilmer Flores puedan desarrollarse, así que en algún momento en el 2012 ambos prospectos junto a Matt Harvey serían la base en la reconstucción en Queens.
Por eso esta temporada en la División Este de la Liga Nacional, el ver cómo los Bravos, Marlins y eventualmente los Mets y los Nacionales se desarrollen, será igual de interesante al grupo de abridores conformado por Halladay, Oswalt, Lee y Hamels.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario