viernes, 17 de diciembre de 2010

LA REALIDAD Y NO LA "POLITIQUERIA DICEN QUE: "BALONCESTO REPUBLICA DOMINICANA QUEBRADO"

Por Osvaldo Rodriguez Suncar.
www.listindiario.com.do
La Federación Dominicana de Baloncesto (Fedombal) y la Asociación de Baloncesto del Distrito Nacional (Abadina) al finalizar este año 2010 tienen sus respectivas cuentas en rojo.
El presidente de la Fedombal, ingeniero Frank Herasme, recientemente admitió una deuda por 100 mil dólares con la filial de la FIBA en el continente, Fiba-Américas. A esa deuda debe sumársele la que tiene la Fedombal en el país con suplidores y prestadores de servicios, con lo cual, de acuerdo a informes extra-oficiales, la suma superaría los seis millones de pesos. Esa es una cifra elevada.
Por su parte, el presidente de Abadina, el ingeniero Johnny Marte, y sus compañeros del recientemente instalado Comité Ejecutivo, recibieron una deuda de unos tres millones de pesos, de manos del cuerpo directivo saliente.
Hablamos que entre Fedombal y Abadina, de manera combinada, entrarán al año 2011 con un monto por deudas superior a los nueve millones de pesos.
En el caso de Fedombal, la mayoría de sus deudas son frutos del torneo Centrobasket celebrado aquí este año.
Las deudas de la Fedombal deben ser muy preocupantes, por cuanto las mismas harán que las cuentas de la institución estén en rojo (con déficit) en el inicio de un año en el cual ésta enfrenta el delicado compromiso de enviar al equipo nacional a un torneo de la envergadura y costos del preolímpico de agosto, en Mar del Plata, Argentina.
¿Puede Fedombal cumplir con el pago de la deuda a Fiba-Américas y llevar el equipo al premundial?
En verdad lo dudamos. Salvo que, como se ha sabido, empresarios del baloncesto estén dispuestos a asumir esa deuda como parte del pago por los derechos de manejar la comercialización del equipo nacional.
¿Y de las deudas locales qué?
Técnicos, suplidores, periodistas, están en la lista de quiénes esperan pagos de la Fedombal, la cual, como todas las federaciones, recibe una significativa cuota de dinero del Gobierno, por medio al Ministerio de Deportes, y está supuesta a recibir en pago unas liquidaciones por los torneos superiores que se disputan en el país.
Caso Abadina
La mayoría de las deudas de la Abadina son por concepto de servicios contratados durante el torneo de baloncesto superior del 2010, aunque no son exclusivos de ese evento.

Distinto a la Fedombal, Abadina no recibe dinero alguno por liquidaciones de eventos y sus ingresos son mucho menores que la primera.
¿De dónde van a sacar los nuevos incontentes de la Abadina ese dinero? ¿Cómo podrán poner en marcha los torneos del 2011, por los mismos que se contrajo la mencionada deuda antes?
Como se ve, las respectivas situaciones económicas de aquellas, que se suponen deberían ser las dos entidades de mayor liquidez en el baloncesto dominicano, hacen pensar que están casi en quiebra.
¿Mala administración?
Quién puede dar una respuesta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario