miércoles, 22 de diciembre de 2010

109 AÑOS DE BALONCESTO: DR. JAMES NAISMITH CREO EL JUEGO Y RECIBIO DESAHIRES

Solo 5 años antes de los primeros juegos olimpicos de los tiempos modernos, que se realizaron en Atenas, Grecia en 1896 y promovidos por el Baron Pierre de Coubertein, existió una preocupación por un instructor de la YMCA College en Springfield, Massachusetts, Estado Unidos por crear una actividad para sus alumnos que los motivara mas por los ejercicios fisicos y a la vez les permitiera en la parte mas cruda del invierno, practicar un juego que se pudiese realizar en salas techadas, puse hasta ese momento los deportes practicados se realizaban en terrenos abiertos en el verano.
Eso fue lo necesario para que el Dr. James Naismith propusiera un juego con pelota, que se jugaría con las manos y se trataría de meter un balón, en metas situadas en alturas.
Para representar estas metas utilizo a falta de una cosa, unas canastas de frutas (manzanas). Es por esto que bautizo su juego con el nombre de Basket (cesta) ball (balón): Baloncesto.
Mucho camino hubo que recorrer para que el baloncesto hiciera su debut en Juegos Olimpicos, aunque no fue facil, si bastante rapido, si tomamos en consideracion la fecha de su invención en diciembre de 1891.
Es necesario recordar que Coubertein creo los juegos para competir en deportes individuales, situación que se presento solamente en Atenas, porque gradualmente se fueron introduciendo los deportes colectivos a partir de 1900 en París.
Es en los juegos olimpicos de Berlin en 1936, cuando ocurre el gran acontecimiento: el baloncesto debuta en esos juegos.
Para ello se creo la Federacion Internacional de Baloncesto Amateur (FIBAS) en 1932 el Comite Olimpico Internacional lo reconoció como el organismo oficial de la rama deportiva en cuestión.  
Participaron 22 equipos masculinos de 4 continentes. Al final solo 21 por la ausencia de Hungria.
Lo sensacional del torneo de balones fue la aparicion en este escenario de James Naismith, su inventor. No fue invitado y los entranadores americanos le recolectaron el pasaje.
El Comite Olimpico de los Estados Unidos no estuvo dispuesto a cubrir los gastos de estancia y para colmo ni las entradas. Ironia del destino y de esta sociedad, que hoy vive orgullosa de ser la inventora de ese deporte.
Un episodio inolvidable del acto final de premiacion fue cuando el Dr. Naismith le fue colocada en el cuello la medalla olimpica y la corona de laureles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario