miércoles, 17 de noviembre de 2010

LIONEL MESSI GUIA ARGENTINA SOBRE BRASIL

Una genialidad de Lionel Messi en tiempo de descuento le dio la victoria 1-0 a la Argentina en el clásico ante Brasil en Qatar y quebró la paridad de un partido pálido y ajeno a las expectativas que despertaban tantos jugadores talentosos juntos en una cancha.
Así, Sergio Batista tuvo un debut triunfal como entrenador definitivo del seleccionado albiceleste en el estadio Khalifa Internacional de Doha, donde hubo unas 50 mil personas que poco recibieron de parte de los protagonistas para disfrutar del espectáculo.
Precisamente el golazo de Messi, quien recibió un taco de Ezequiel Lavezzi a unos 35 metros del arco y definió con un tiro bajo y cruzado luego de dejar atrás a tres rivales, fue una de las contadas jugadas en la que los espectadores se pusieron de pie para aplaudir. Batista puso en cancha una formación de neto corte ofensivo, con Javier Pastore, Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Angel Di María conviviendo de mitad de cancha hacia adelante, pero el equipo se reiteró en insinuaciones y en ningún momento logró establecer superioridad sobre su rival a través del juego asociado.
El regreso de Ronaldinho fue insuficiente para que Brasil mostrara una buena imagen y terminó perdiendo en la comparación con Messi, con quien se lo vio conversar amistosamente al término del partido e intercambiando camisetas. La única acción con sentido colectivo que armó Argentina fue en el arranque del partido. Apenas habían transcurrido cinco minutos cuando el equipo progresó a través del toque y, al llegar a las cercanías del área rival, Gonzalo Higuaín abrió hacia la derecha para Javier Zanetti. El jugador del Inter enganchó hacia adentro y su remate fue atajada por Víctor.
La otra chance de gol que tuvo Argentina ocurrió a los 41, producto de una acción inspirada de Lionel Messi, quien se sacó de encima a dos rivales y metió un remate de media distancia que rozó el ángulo superior izquierdo. Brasil, que tuvo algunos lapsos en los que dejó una mejor imagen a partir de su presión en el mediocampo y sus intentos por salir rápido, también contó con dos oportunidades de gol en aquella primera etapa. Sobre los 18, el travesaño devolvió un disparo de Daniel Alves tras una proyección del lateral del Barcelona. Y, tres minutos más tarde, Sergio Romero se quedó con un taquito de Ronaldinho desde la puerta del área chica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario