miércoles, 4 de noviembre de 2009

YANKEES CAMPEON: A-ROD PRIMER ANILLO Y LO MEJOR ESTA POR VENIR DIOS MEDIANTE

La sala de los trofeos de Alex Rodríguez está llena con toda clase de reconocimientos individuales. Pero después de una larga espera, el dominicano finalmente se convirtió en campeón. Su legado ahora incluye un título de Serie Mundial y finalmente la aceptación como un "verdadero Yankee" dentro del equipo. Lo primero que hizo después de que los Mulos vencieron a los Filis por 7-3, fue agradecer a sus compañeros uno por uno. CC Sabathia, A.J. Burnett, Mark Teixeira y Nick Swisher recibieron un abrazo de A-Rod.

Rodríguez, el individual, es ahora un jugador de equipo.
"Nada de lo hagas individualmente se compara a obtener un campeonato", reconoció Rodríguez. "Joe Girardi realizó un excelente trabajo y nos hizo creer en el sistema y 25 jugadores le compraron la idea. Se siente muy bien ser campeón".
El comienzo de la temporada para Rodríguez fue turbulento. Admitió que había usado esteroides mientras jugaba en Texas y después estuvo un mes fuera de acción por una operación en la cadera. Después de la victoria, logró finalmente suspirar en señal de alivio, y posteriormente se convirtió en júbilo. En la ceremonia en el campo al finalizar el partido, Rodríguez levantó el trofeo y no lo quería soltar. Agradeció a los fanáticos y dijo "es tiempo de celebrar", volviendo locos a todos los que estaban en el Yankee Stadium.
"Ha pasado mucho tiempo", dijo el toletero. "Me siento muy orgulloso de todos los entrenadores y de la organización. Siempre estuvieron conmigo en las buenas y en las malas y hoy estamos juntos como campeones".
El final de esta temporada fue mágico.
"Esto es mejor de lo que te imaginas", dijo el toletero. "Obviamente en el 2004 estuvimos muy cerca. Las cosas pasan por una razón y esperamos mucho tiempo para esto y se siente muy bien". La manera en que Rodríguez será recordado aún está en debate. Ha sido nombrado tres veces el Jugador Más Valioso de la liga, e indiscutiblemente hoy en día es el mejor jugador de Grandes Ligas. El incidente relacionado al uso de esteroides podría quedar en el pasado al momento de seleccionarlo para el Salón de la Fama en Cooperstown. "Se lo dejo a ustedes (medios de comunicación)", dijo Rodríguez. "No soy el juez o el jurado. Solo estoy muy contento de ser parte de este equipo. Todo es por los Yankees".
Por ahora, Rodríguez va a disfrutar el presente. Esperó seis temporadas vistiendo la franela de los Mulos y brilló durante la postemporada en contra de los Mellizos y los Angelinos.
"Creo que ha vencido muchos obstáculos", manifestó el gerente general de los Yankees Brian Cashman. "Ya lo ha hecho todo. Ahora podrá continuar escribiendo historia porque es uno de los mejores peloteros de todos los tiempos".
Alex Rodríguez comentó que siempre creyó que el equipo ganaría un título mundial, pero reconoció el gran esfuerzo que llevó hacerlo. Habló acerca de su pasado y se mostró optimista acerca de su futuro. También expresó su amor por la República Dominicana y todos los fanáticos en América Latina que siempre lo han apoyado. "Estoy orgulloso de ser dominicano, y quiero saludar a todos mis amigos en Santo Domingo", dijo. "Gracias por el apoyo. Ahí estaré muy pronto para celebrar con toda mi gente dominicana".
Pettitte, de 37 años de edad, lanzando con apenas tres días de descanso por primera vez desde el 30 de septiembre del 2006, los Yankees derrotaron a los Filis y se convirtieron en el primer equipo desde los Mellizos de 1991 en ganar la corona utilizando solamente tres abridores durante toda la postemporada. Y al hacerlo con tres rondas de playoffs en vez de dos, fue algo sin precedente. "Es el mejor abridor de postemporada de todos los tiempos, o así parecería si ves los números", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman. "Qué bien por él. Es especial".
I. Matsui, quien fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la serie, sólo le faltó el triple para el ciclo en una noche de luna llena de ensueño para el japonés. Simplemente bateó a placer ante Pedro Martínez, remolcando las cuatro primeras carreras con un jonrón y las otras con un sencillo.


Ryan Howard se ponchó una y otra vez. Cole Hamels no es ni la sombra de lo que fue en el montículo. Brad Lidge hizo implosión en la recta final de los encuentros. Y ante las tribulaciones que pasaron respectivamente su toletero, su ex abridor estelar y su cerrador, los Filis de Filadelfia no pudieron repetir como campeones. Su intento por ser el primer equipo de la Liga Nacional en 33 años que gana dos títulos seguidos de la Serie Mundial se quedó corto frente a los Yankees de Nueva York, que se impusieron el miércoles por 7-3 en el sexto juego. "Nuestro objetivo será volver y ojalá sea otra vez con los Yanquis", dijo el manager Charlie Manuel.
WWW.MLB.COM/ES

No hay comentarios.:

Publicar un comentario