martes, 28 de noviembre de 2017

VILLAGE: TORNEO NAVIDEÑO E INTERCAMBIOS CLAVES

El Club Atletico Village pondra a circular los boletos de la "eterna" rifa de una bicicleta, a 50 pesos para intentar recuperar parte de la inversion debido a que fue un fracaso a 250 pesos.
La Rifa sera realizada el tercer martes de diciembre, anunciandoles a quienes compraron los boletos a 250 pesos que se les llenaran la diferencia de lo pagado en boletos.
Por otro lado, Village esta en busqueda de patrocinios para realizar el Torneo Navideño e intercambios claves que incluye Amistoso en Puerto Plata en la categoria superior con el Sosua Heat, y los menores estaran enfrentando a Juema en Azua de Compostela y recibiendo a Santa Cruz de Bani.
Se esta programando jugar ante Los Trinitarios de San Juan de la Maguana.

DURANT: COMO SERIA MI VIDA SI NO FUESE BASKETBOLISTA?

Kevin Durant es la estrella de los Golden State Warriors y es rico, famoso, campeón de la NBA, ex MVP y afroamericano. Ese último rasgo es algo con lo que Durant dice que él se ha identificado cada vez más durante los últimos años.
“El simple hecho de ver lo duro que es para el hombre negro promedio, ¿sábes a lo que me refiero? Y además, un hombre negro comete un error… Yo veo qué tan bajo nos empujan”, Durant le dijo al diario San José Mercury News.
Durant dice que él fue testigo de los peligros de ser negro en la ciudad cuando se crió cerca de Washington D.C., pero que ser deportista lo alejó de los problemas.
“Hombre, como jugador de básquetbol, eso sucede en mi vecindario. Es como que, en la costa este, si eres un basquetbolista, la gente te conoce como tal y sabe que estás concentrado en el básquetbol”, dijo Durant.
“Nadie intentó convencerme de estar en la vida callejera porque yo siempre estaba caminando al gimnasio o en el gimnasio.
“Yo tenía amigos que se metieron en m----- mala con las drogas y la gente equivocada, intentando ganar dinero de alguna manera, ya que estamos atascados. No es necesariamente un hecho que nosotros estemos tan enamorados de la m---- mala, o las cosas ilegales, es simplemente como que nuestra gente aprende cómo sobrevivir. Así que nos pones en un vecindario sin recursos ni ayuda, sin nadie que nos dé una mano… ¿qué más podemos hacer que crearnos alguna m---- nosotros mismos para ganarnos algo de dinero fácil? Mi mamá se crió de esa manera, y mi hermano también”.
Durant, quien disputa su segunda temporada en Golden State, también declaró que la decisión de Colin Kaepernick de protestar cuando él era quarterback de los San Francisco 49ers contribuyó a su nuevo punto de vista.
“Definitivamente me puso en un lugar distinto porque nosotros recién habíamos empezado a hablar de las cosas que siempre suceden”, Durant le contó al periódico.
“Uno tiende a enfocarse en lo que sabe, o lo que haces todos los días, y a veces puedes quedar tan aislado de donde te criaste o de tu hogar que no te das cuenta de lo que está sucediendo allí. Eso no es porque no estás alerta o involucrado. Tú quieres dejar eso de lado porque ves una vida mejor y te quieres concentrar en ello, pero tú también debes darte cuenta de que por algo te fuiste de casa. Así que intentas llevar algo allí de regreso para ayudar a elevar al lugar de donde viniste”.
La reflexión de Durant también ayudó a alterar su punto de vista de la vida. El básquetbol lo escudaba de los peores aspectos de aquello que lo rodeaba, pero él se preguntaba cómo sería si él no fuese un jugador de básquetbol.
“Yo no la tenía tan difícil cuando se trata de eso, ya sea opresión social u opresión sistemática o problemas sociales. Eso no se aplicaba a mi caso porque yo podía encestar el balón”, dijo Durant. “El simple hecho de decir eso me despertó un poco, como que ‘Maldición, ¿acaso eso es para todo lo que valgo?’ Como que me preguntaba de que manera me vería la gente si yo no fuese un basquetbolista, ¿sábes a lo que me refiero?”.
La incógnita sobre su valía se originó después de las críticas que él recibió tras optar por irse del Oklahoma City Thunder y unirse a los Warriors antes de la temporada pasada.
“Ha sido un año entero de ustedes llamándome todo tipo de cosas, diciéndome esto y lo otro porque yo decidí jugar al básquetbol en otro lugar. Mira lo estúpido que eso suena cuando nosotros contamos con otros problemas más grandes que están sucediendo. Hay gente que necesita nuestra ayuda y nuestra atención mientras nosotros nos concentramos en… Es fácil desconcentrarse como seres humanos, tan fácil, y nos estamos concentrando en esto. Yo estaré aquí por mucho tiempo, así que estarán enojados por un buen rato, y si prefieren estar enojados por un buen rato en vez de simplemente aceptarlo, eso ya es su problema”.
Fuente: ESPN.com (EE.UU.)

LOBOS: TIEMPO DE SER PROMESA ... PASO.

Tom Thibodeau se sentó en lo alto de un podio en la parte trasera del Mercedez-Benz Arena en Shanghai, China, a principios de octubre, y pronunció un mensaje que definió su segunda temporada como entrenador y zar de baloncesto de los Minnesota Timberwolves.
“Si estás esperando el potencial, estás esperando perder” dijo Thibodeau esa noche. “Así que no podemos esperar más el potencial”.
Thibodeau sonaba como el tipo de comentario que había estado practicando durante mucho tiempo antes de decirlo para el consumo público. El mensaje no fue entregado para que los integrantes de los medios tuvieran una buena cita para completar una historia; fue un recordatorio para su equipo de hacer lo que hay qué hacer para evolucionar esta temporada. Thibodeau de hecho había estado practicando lo que quería decirle al mundo, pero su audiencia no era solo el reflejo que miraba en el espejo todas las mañanas.
“Siento que estaba diciendo que todo el campo de entrenamiento”, dijo el ala-pívot de Minnesota, Taj Gibson, cuando le preguntaron recientemente sobre la cita.
Thibodeau sabía que su mensaje llegaría a la conferencia de prensa porque él había plantado las semillas del cambio durante semanas dentro de su propio equipo. Esa noche de octubre, el veterano entrenador se sintió frustrado por la forma en que su equipo jugó en defensa -un tema común durante su decepcionante primera temporada cuando los Wolves terminaron con 31-51 y se perdieron los playoffs por décimo tercera temporada seguida-. Thibodeau estaba convencido que esta temporada sería muy diferente a la de hace un año y hasta ahora ha estado en lo cierto.
Los Timberwolves ganaron 10 de sus primeros 15 juegos esta temporada para el mejor comienzo que han tenido desde la campaña 2004-2005 -la última vez que terminaron con un récord ganador-.
Después de 15 juegos la campaña anterior, los Timberwolves estaban en el décimo lugar en eficiencia ofensiva y promediaron 105.3 puntos por cada 100 posesiones, según la investigación de ESPN Stats & Information, pero solo ganaron cinco juegos lo que torpedeó las esperanzas de playoffs que el equipo podía albergar en Thinodeau en su primera temporada al timón. Esta campaña, los Wolves están en el quinto lugar con 15 juegos, con promedio de 107.7 puntos por cada 100 posesiones.
Minnesota ya ha anotado un par de victorias contra los Oklahoma City Thunder y terminaron una racha de 12 victorias seguidas ante los San Antonio Spurs, lo que demostró que este equipo puede jugar y vencer a los contendientes de la Conferencia Oeste.
Gibson y su compañero veterano Jimmy Butler, dos de los preferidos de Thibodeau en sus días con los Chicago Bulls, han formado una antigua caja de resonancia para jóvenes talentosos como Karl-Anthony Towns y Andrew Higgins. Y aunque el puntaje de Butler ha bajado (16.5 puntos por juego después de su marca más alta de 23.9 con Chicago, la campaña anterior), su influencia ha sido inconfundible -no solo por el buen comienzo de los Timberwolves, sino por sus expectativas en el futuro-.
“Creo que podemos ser mucho mejores en muchas áreas”, dijo Butler. “La principal es la defensa”.
Hace un año, los Wolves terminaron en el lugar 27 de los 30 equipos de la liga en la calificación defensiva. Este año está en el lugar 22 pero aún no es donde Thinodeau quiere estar. Mientras Towns ha sido una estrella para el equipo en el lado ofensivo con 21.1 puntos por juego y un 53.8% en disparos, su defensiva todavía no cumple los estándares de Thibodeau. La defensiva real más-menos de Towns de -0.45 lo ubica en el puesto 69 de 70 centros en la liga; pero él aprende de su entrenador y le está escuchando, especialmente a la llamada de “hielo”, una directiva de posicionamiento defensivo que a menudo se le puede escuchar a Thibodeau ladrando desde las líneas laterales.
“Él lo dice todos los días”, dijo Towns. “Lo dice en cada momento que estás con él”.
Thibodeau, de 59 años y prisionero del baloncesto, ha hecho que repetir sus mensajes sea una parte habitual de su rutina cuando se trata de entrenar a este escuadrón de Timberwolves.
“Él sigue tratando de decirle a los chicos ‘no tenemos tiempo para perder’”, dijo Gibson. “Estamos tratando de hacer algo especial. Ya no tenemos tiempo para eso”.
Al observar la forma en que Thibodeau transformó la cultura en Chicago durante sus cinco años con los Bulls, Gibson entendió el punto que su entrenador estaba tratando de transmitir al núcleo joven de Minnesota.
“La mayoría de los muchachos en este vestuario nunca han tenido temporadas ganadoras, así que no se puede esperar mucho”, dijo Gibson. “La verdad está en el budín cuando entras y haces el trabajo. Una vez que los chicos comienzan a ver las victorias, cuando ganamos, todos se sienten bien, todos reciben una parte del premio”.
Thibodeau, a quien le encanta decir que siempre está preocupado por todo lo relacionado con su equipo, solo trata de mantener el enfoque del grupo en la tarea que tiene a mano cada día.
“Siempre hay altibajos”, dijo. “Si estás mirando hacia atrás o hacia adelante, vas a extrañar lo que tienes enfrente”.
Lo que hay enfrente de los Timberwolves es la oportunidad de convertirse en el tipo de equipo que Thibodeau siempre imaginó, con Butler con la mano firme que puede llegar los juegos hasta tarde, algo de lo que Thibodeau carecía hace un año.
“Muchas cosas han cambiado desde que estamos aquí, ya que este equipo ha estado junto para mejorar”, dijo Butler. “Creo que podemos continuar en esta dirección porque todos esperamos mucho del otro, de la organización”.
En el corto plazo, Gibson ya puede ver el cambio de turno que está teniendo alrededor de su nuevo equipo. Él sabe que el progreso está apareciendo en la duela, pero también puede ver que su entrenador exigente siempre ha cambiado el tono de su mensaje.
“Ahora él dice ‘tenemos la oportunidad de ser un equipo bueno y un gran equipo'”, afirmó Gibson. “'Y tenemos que mejorar todos los días’. Cuando más juegos peleados y más victorias contra buenos equipos, eso te hace empezar a creer”.
“Cada hombre en este equipo tenemos que poner cada onza de sudor, corazón, todo el juego, para ayudar al equipo a ganar. Y estás empezando a ver eso”.

lunes, 6 de noviembre de 2017

DIRIGIR LA COLONIA UN PRIVILEGIO: "FINAL EN AZUA, ASIGNATURA PENDIENTE"

Por Miguel Soto E.
Las ultimas 10 semanas han sido maravillosas y de digno reconocimiento al talento que existe en baloncesto en el pais. 
Ser llamado a dirigir el tradicional Club La Colonia bajo la lupa de ser un grupo de chicos novatos que creaban pocas expectativas para mi es un reto y un privilegio, el cual agradezco a la directiva encabezada por Americano y cuya sugerencia de darme la oportunidad recibio de la estrella en los 90 en San Jose de Ocoa Francis Urbaez.
La temporada termino para el equipo, pero queda el sabor dulce agrio de haber realizado una jornada de aprendizajes y desarrollo que en algun momento y sin importar quien comande alcanzara el exito.
La final Azuana la jugara Pueblo Abajo y La Bombita, quienes quedando en tercero y cuarto lugar destronaron a los campeones de la regular -La Colonia- y al segundo lugar Centro quienes ademas son los campeones reinantes.
"El baloncesto es un tremendo deporte que tiene de aliado a una juventud que solo espera ser vista. La Federacion Dominicana de Baloncesto y el Estado en si mismo desde el Miderec deben poner su mirada abierta en todos los eventos del pais de esta categoria".
La Colonia con un promedio de edad por debajo de los 21 años sacando a los 3 veteranos, tiene la estructura deportiva para ganar campeonatos consecutivos.
Gracias a Dios por todo y a seguir trabajando duro, son un grupo muy especial en el que nadie los detendra si Confian en ustedes mismos, trabajando con disciplina y respeto.

jueves, 26 de octubre de 2017

TRAS LESION DE HAYWARD, CELTICS RECIBEN AYUDA LOS JAYS

BOSTON - Antes que Gordon Hayward sufriera la espantosa lesión de tobillo que podría costarle el resto de la campaña 2017-18, Jaylen Brown y Jayson Tatum eran percibidos como potenciales comodines para los Boston Celtics en esta temporada que recién comienza. Cuando se perdió a Hayward en la noche inaugural, nada menos, el reflector brilló un poco más el par de noveles figuras de Boston, ambos seleccionados en terceros puestos del draft.

Brown, quien celebró su vigésimo primer cumpleaños el pasado martes, y Tatum, novato con apenas 19 años de edad, no parecen verse presionados por la noción que la capacidad competitiva de Boston, especialmente en un futuro inmediato sin Hayward, podría en última instancia, depender de ellos. El dueto ha mantenido que ya han lidiado con expectativas sumamente altas para con ellos, por ende, sería poco probable que cualquier otro tipo de presión les afecte.
En los inicios de la temporada de Boston, la combinación de Brown y Tatum podría ser la mayor razón para mantener el optimismo a pesar de la traumática pérdida del All-Star Hayward. El dúo volvió a brillar este martes, con Brown anotando 23 puntos, cifra máxima del equipo, y Tatum añadiendo 22 tantos, aportando a la paliza que los Celtics propinaron a los New York Knicks 110-89 en el TD Garden.
Brown y Tatum se convirtió en el primer dueto de los Celtics con 21 años de edad o menos en anotar al menos 20 puntos en el mismo encuentro, de acuerdo al Elias Sports Bureau. Esa es la clase de actuación que hace ver el futuro inmediato en Boston como sumamente promisor. No obstante, el coach Brad Stevens no quire que sus jugadores esperen su momento de protagonismo. "Son jóvenes, pero, para nosotros, con la situación en la cual nos encontramos, ya son hombres", dice Stevens. "Necesitamos que se comporten como hombres".
Lo implícito en las declaraciones anteriores: Si Boston desea mantener sus altos objetivos para la presente temporada, pues los Celtics no pueden conformarse con permitir que Tatum y Brown se desarrollen, con una visión de lo que este equipo podría ser en una campaña o dos. Requieren que Tatum y Brown ayuden al equipo aquí y ahora mismo.

Mientras Kyrie Irving trata de asentarse en Boston, está muy complacido con lo que ha visto de algunos de sus compañeros de reparto más jóvenes.
"Es difícil ponerle techo al talento que ellos tienen", dice Irving. "Realmente no tenía muchas expectativas, sólo quería que salieran y se demostraran a sí mismos que pueden salir y hacer un impacto positivo en este equipo, además de ganar experiencia más allá de lo que su edad implica".
"Obviamente, con (Hayward) fuera, las expectativas para con nuestro equipo colectivamente hablando eran sumamente altas, pero creo que, individualmente (Tatum y Brown) ya estaban lidiando con sus propias expectativas, por lo cual puedo apreciar lo que están haciendo. Ellos serán sus peores críticos, pero ahora soy su mayor aficionado aquí".
Tatum marcó el ritmo el martes con una cesta que hizo retumbar el aro tras alzarse sobre Tim Hardaway Jr. y Kristaps Porzingis al principio del primer periodo. Brown agregó una cesta en reversa en el transcurso de dicho cuarto, lo cual fue una suerte de preludio a lo que la noche albergaba.

Brown, con sus cualidades sumamente atléticas, y Tatum, con sus largos brazos, se convirtieron en amenazas a ambos lados de la cancha durante el cotejo del martes. Brown pudo imponerse con ayuda y bloqueó a Enes Kanter, de 6'11" (2.11 metros), durante el principio del primer cuarto y luego se impuso a Courtney Lee antes de su movimiento en reversa al estilo Jordan. Brown saltó tan alto al clavar que parecía que su cabeza plana podría pegar al aro, terminando la jugada con un fuerte grito hacia la banca de Boston luego que la fuerza de la gravedad impusiera su vuelta al piso.
Tatum usó la longitud de sus extremidades para bloquear un intento de Lee al principio del segundo periodo (tras haber casi tropezado con un paso atrás), luego corrió por la cancha y culminó con una bandeja un alley-oop de Terry Rozier.
Esta fue parte de la carrera en la cual Tatum anotaron 10 puntos al hilo. La secuencia incluyó par de triples y un jumper por encima de Lee cerca del poste.
"Están aquí y ya imponen su marca", expresó su compañero Al Horford. "Estoy muy orgulloso de ellos. Mucha gente sólo mira el aspecto ofensivo, pero a la defensiva, su actividad comenzó al estar en las posiciones correctas en toda ocasión, fajándose en la defensiva. Tatum hizo eso una y otra vez, e igual lo hizo Jaylen. Por lo cual fue bueno verles tener éxito a la ofensiva. No obstante, me concentro en verles defensivamente hablando y han estado haciendo una gran labor".
Brown y Tatum se hicieron amigos rápidamente cuando Boston abrió sus prácticas de liga de verano a finales de junio. Cuando los partidos del torneo veraniego comenzaron en Utah a principios de julio, ya tenían apretones de manos secretos y un apodo del gusto de todos: 7-Eleven, en referencia a sus números de camisetas en la liga de verano.
Luego, Boston firmó a Hayward y tuvo que remodelar de manera profunda su roster a fin de hacer espacio para su oneroso contrato. Con Avery Bradleydespachado a Detroit, el número 0 que Tatums deseaba en secreto ya estaba disponible, y tomó la difícil decisión de cambiar de número.
Desde entonces, "los Jays" no han podido conseguir un apodo adecuado. Jaywatch. Trouble 07. Threes Company (Tres son multitud). Nada ha pegado de la misma
forma que lo hizo el 7-Eleven y los propios Tatum y Brown han lamentado la dificultad de conseguir un sobrenombre pegajoso para ambos.
Afortunadamente, la búsqueda de un apodo es quizás el mayor problema que este par ha tenido durante el principio de campaña. El dueto ha sido titular en los cuatro partidos de Boston, haciéndose de un espacio fijo dentro de la filosofía de Stevens, quien es adepto a cambiar quintetos titulares fácilmente.
Ahora, el reto es mejorar a medida que aumentan las expectativas con respecto a su nivel de juego.
"La diferencia entre la grandeza y (ser jugador promedio) es mostrar consistencia en esta liga, por lo ayudaré a que ellos la consigan", dice Irving. "Ellos solo deben seguir siendo ellos mismos y mejorar a diario".
La gran noche de Tatum se produjo en la misma fecha en la cual el agente del novato de los Philadelphia 76ers Markelle Fultz detalló como su cliente, primer seleccionado del draft 2017, ha estado lidiando con problemas en sus hombros y fue inyectado con cortisona a principios de octubre, con la intención de aliviar su dolor. Los Celtics negociaron el primer puesto de selección a Filadelfia antes del draft de junio a cambio del tercer puesto de selección y un futuro primer puesto, lo cual podría darle una alta selección de lotería proveniente de Los Ángeles Lakers (con los números del 2 al 5 en 2018) o los Sacramento Kings(puesto protegido top-1 en 2019).
Tatum también cuenta con el sello de aprobación de Paul Pierce. El propio Pierce consintió la comparación entre ambos. Pierce, tras pasar un tiempo con Tatum este verano, dijo antes de comenzar la presente campaña: "(Tatum) tiene un juego muy maduro. Creo que será un colaborador muy importante en este equipo durante el presente año".
Pero, ni el propio Pierce pudo haberse imaginado la forma en la cual Boston ahora depende de Tatum y Brown.
Tras el encuentro del martes, se le preguntó a Brown si iba a disfrutar de su primera bebida adquirida de forma legal como adulto. Entre risas, respondió: "Sin comentarios". Parece que Brown no está dispuesto a brindar aún por un éxito temprano.
"Cada día, me repito que (debo permanecer con los pies en la tierra)", dice Brown. "Pude compartir este verano con Thierry Henry, famoso futbolista, y esa fue una de las cosas que me dijo. Me indicó: 'Trata cada día como si todos estuviesen al mismo nivel'. Cada día debo salir y demostrar por qué soy quién soy o separarme del resto y ser el mejor que pueda ser a diario. No hay días libres para mí".
Tatum no revelará lo que obsequió a Brown en su cumpleaños. No obstante, tuvo palabras de elogio para el joven de 21 años por la forma en la cual le ha ayudado a
principios de su campaña de novato. Y considera que hay días aún más brillantes por venir para la pareja.

Tatum afirmó: "Vamos a seguir mejorando y estaremos más cómodos el uno con el otro con el pasar del tiempo".
Chris Forsberg | ESPN.com